1 de Mayo de 2018: Iglesia por el Trabajo Decente denuncia el injusto marco laboral y social #SINTrabajoDecente

 

 

Primera celebración conjunta de organizaciones de Iglesia. Reclaman situar a la persona en el centro de la vida política y económica, conciliar vida laboral y familiar, y fortalecer el acceso a derechos sociales; y convocan diversas actividades públicas para promover el trabajo decente.

Con motivo del 1º de Mayo, las entidades promotoras de la iniciativa «Iglesia por el Trabajo Decente» (ITD), han difundido un manifiesto, en el que denuncian el «injusto marco laboral y social» actual de nuestro país y «la falta de trabajo decente para todas y todos en nuestra sociedad». Anuncian, a su vez, la convocatoria de Eucaristías «en acción de gracias por el don del trabajo humano y como signo de solidaridad con quienes sufren la deshumanización del trabajo».

Aseguran, además, que «el sistema configura una sociedad donde el trabajo no es un bien para la vida sino un instrumento al servicio del capital por encima de la persona» y donde «la deshumanización del trabajo sitúa a la persona en una peligrosa situación de vulnerabilidad y exclusión social».

Vea:
– Justicia y Paz

 

MANIFIESTO ANTE EL PRIMERO DE MAYO 2018

SUMANDO FUERZAS POR UN TRABAJO DECENTE

Las entidades promotoras de la Iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente (ITD) –Cáritas,
Conferencia Española de Religiosos (CONFER), Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC),
Justicia y Paz, Juventud Estudiante Católica (JEC) y Juventud Obrera Cristiana (JOC)— unimos
nuestras voces y fuerzas en este 1º de Mayo, fiesta de los trabajadores y de San José obrero,
para celebrar el sentido creador del trabajo, clave para el desarrollo humano, integral y
solidario, y para denunciar la falta del trabajo decente para todas y todos en nuestra
sociedad.
Como Iglesia, que quiere ser buena noticia en nuestro mundo, nos hacemos presentes y nos
posicionamos en contra de aquellas situaciones que atentan contra la dignidad de las
personas.
El sistema configura una sociedad donde el trabajo no es un bien para la vida sino un
instrumento al servicio del capital por encima de la persona. La deshumanización del trabajo
sitúa a la persona en una peligrosa situación de vulnerabilidad y exclusión social.
Nuestro actual sistema económico se apoya en un mercado laboral caracterizado por los
elevados índices de desempleo (más de 3,7 millones de parados según la última EPA) y…

Vea:

– Manifiesto del 1º de Mayo de 2018

 

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

Sembradores de Esperanza – Nota complementaria de los Obispos de la Subcomisión E. Familia y defensa de la Vida Jornada por la Vida 25 de marzo de 2020

El Señor sigue estando entre nosotros y en este tiempo nos sigue llamando a vivir como creyentes. En días de dolor, muerte y miedo como éstos, los cristianos debemos recordar que estamos en las manos de un Dios que es Padre capaz de sacar cosas buenas también de lo peor e, incluso, del mal objetivo. En las actuales circunstancias, los cristianos debemos seguir siendo en nuestro entorno –con nuestra palabra y ejemplo- sembradores de esperanza, paz y alegría.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies