Manos pobres

IV Jornada Mundial de los Pobres: “Tiende tu mano al pobre” (cf. Si 7,32) – 15 de noviembre de 2020

 

MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO

IV JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES

Domingo XXXIII del Tiempo Ordinario
15 de noviembre de 2020

“Tiende tu mano al pobre” (cf. Si 7,32)

Vea también:

– Jornadas Mundiales de los Pobres

– Cáritas

– Solidaridad

RESUMEN EN QUINCE FRASES DEL MENSAJE DEL PAPA PARA LA IV JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES (2020)

1.- “Tiende tu mano al pobre: … en cada uno podemos encontrar a Jesús, el Señor…”
2.- “La oración a Dios y la solidaridad son inseparables…Toda persona lleva impresa la imagen de Dios…”
3.- “La oración logra su propósito cuando va acompañada del servicio a los pobres.”
4.- “Para apoyar a los pobres es fundamental vivir la pobreza evangélica en primera persona”
5.- “La Iglesia ofrece su testimonio y sus gestos de compartir…y recuerda el gran valor del bien común.”
6.- “Tender la mano es un signo de solidaridad…La mano tendida del médico…, de la enfermera y del enfermero…, del que trabaja en la administración…, del farmacéutico…, del sacerdote…, del voluntario…, La mano tendida de hombres y mujeres que trabajan para proporcionar servicios esenciales y seguridad… para dar apoyo y consuelo.”
7- “Uno no improvisa instrumentos de misericordia. Es necesario un entrenamiento cotidiano. Necesitamos, nosotros los primeros, de una mano tendida hacia nosotros.”
8.- “La pérdida de trabajo y la falta de relaciones interpersonales han abierto de golpe horizontes no acostumbrados a observar.”
9.- “Este es un tiempo favorable para volver a sentir que nos necesitamos unos a otros, que tenemos una responsabilidad por los demás y por el mundo…”

10.- “Las graves crisis económicas, financieras y políticas no cesarán mientras permitamos que la responsabilidad que cada uno debe sentir hacia el prójimo y hacia cada persona permanezca aletargada.”
11.- “Tiende la mano al pobre es, por lo tanto, una invitación a la responsabilidad y un compromiso directo…, que condiciona la autenticidad de la fe que profesamos.”
12.- “Quienes tienen las manos en los bolsillos y no se dejan conmover por la pobreza alimentan la indiferencia y el cinismo…”
13.- “El teclado de una computadora mueve sumas de dinero de una parte del mundo a otra, decretando la riqueza de oligarquías y la miseria de multitudes o el fracaso de naciones enteras. Hay manos tendidas para acumular dinero con la venta de armas, que usarán para sembrar muerte y pobreza. Hay manos tendidas que por debajo intercambian favores ilegales por ganancias fáciles y corruptas.”
14.- “En todas tus acciones ten presente el objetivo, que no debe ser otro que el amor… Nada debe distraernos de él.”
15.- “La Virgen María conoce de cerca las dificultades y los sufrimientos… La oración a la Madre de los pobres transforme la mano tendida en un abrazo de comunión y renovada fraternidad.”

4ª Jornadas Mundial de los Pobres

MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO

IV JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES

“Tiende tu mano al pobre” (cf. Si 7,32). La antigua sabiduría ha formulado estas palabras como un código sagrado a seguir en la vida. Hoy resuenan con todo su significado para ayudarnos también a nosotros a poner nuestra mirada en lo esencial y a superar las barreras de la indiferencia. La pobreza siempre asume rostros diferentes, que requieren una atención especial en cada situación particular; en cada una de ellas podemos encontrar a Jesús, el Señor, que nos reveló estar presente en sus hermanos más débiles (cf. Mt 25,40).

1. Tomemos en nuestras manos el Eclesiástico, también conocido como Sirácida, uno de los libros del Antiguo Testamento. Aquí encontramos las palabras de un sabio maestro que vivió unos doscientos años antes de Cristo. Él buscaba la sabiduría que hace a los hombres mejores y capaces de escrutar en profundidad las vicisitudes de la vida. Lo hizo en un momento de dura prueba para el pueblo de Israel, un tiempo de dolor, luto y miseria causado por el dominio de las potencias extranjeras. Siendo un hombre de gran fe, arraigado en las tradiciones de sus antepasados, su primer pensamiento fue dirigirse a Dios para pedirle el don de la sabiduría. Y el Señor le ayudó.

Desde las primeras páginas del libro, el Sirácida expone sus consejos sobre muchas situaciones concretas de la vida, y la pobreza es una de ellas. Insiste en el hecho de que en la angustia hay que confiar en Dios: «Endereza tu corazón, mantente firme y no te angusties en tiempo de adversidad. Pégate a él y no te separes, para que al final seas enaltecido. Todo lo que te sobrevenga, acéptalo, y sé paciente en la adversidad y en la humillación. Porque en el fuego se prueba el oro, y los que agradan a Dios en el horno de la humillación. En las enfermedades y en la pobreza pon tu confianza en él. Confía en él y él te ayudará, endereza tus caminos y espera en él. Los que teméis al Señor, aguardad su misericordia y no os desviéis, no sea que caigáis» (2,2-7).

2. Página tras página, descubrimos un precioso compendio de sugerencias sobre cómo actuar a la luz de una relación íntima con Dios, creador y amante de la creación, justo y providente con todos sus hijos. Sin embargo, la constante referencia a Dios no impide mirar al hombre concreto; al contrario, las dos cosas están estrechamente relacionadas.

Lo demuestra claramente el pasaje del cual se toma el título de este Mensaje (cf. 7,29-36). La oración a Dios y la solidaridad con los pobres y los que sufren son inseparables. Para celebrar un culto que sea agradable al Señor, es necesario reconocer que toda persona, incluso la más indigente y despreciada, lleva impresa en sí la imagen de Dios. De tal atención deriva el don de la bendición divina, atraída por la generosidad que se practica hacia el pobre. Por lo tanto, el tiempo que se dedica a la oración nunca puede convertirse en una coartada para descuidar al prójimo necesitado; sino todo lo contrario: la bendición del Señor desciende sobre nosotros y la oración logra su propósito cuando va acompañada del servicio a los pobres.

Vea el mensaje completo:

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

Pastoral de la Carretera: 52 Jornada de Responsabilidad en el Tráfico – 5 julio de 2020

Aunque este año es un año diferente debido al Covid-19, no debemos dejar de hacer llegar este mensaje a nuestros hermanos, ya que todos debemos aportar nuestro granito de arena en el cumplimiento de las normas de tráfico y en la responsabilidad en la carretera y además ahora también cumpliendo las medidas y protocolos sanitarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies