Inicio / Preguntas - Respuestas / Moral Católica / ADN ¿Qué es el ADN?

ADN ¿Qué es el ADN?

– ¿Qué es el ADN?

Denominada “molécula de la vida”, es una macromolécula cuya característica más importante es que en ella se encuentran los genes. El conjunto de genes que se integra en el material genético o ADN de la célula se denomina genoma. En las células de los organismos superiores se encuentra siempre aislado del resto de la célula, en el núcleo celular. Sin embargo, no es el núcleo el único lugar en el que se encuentra el material genético. En las células de los animales existen unos orgánulos llamados mitocondrias donde hay una parte de material genético denominado ADN mitocondrial.

Hay dos grandes grupos de células que forman parte de los tejidos y órganos de los animales superiores (entre ellos, el ser humano):

a) Las células germinales o gametos, que se depositan en los órganos reproductores masculinos y femeninos, y que poseen la mitad de la dotación cromosómica, es decir, tienen 23 cromosomas. Por esta característica, se denominan células haploides.

b) Las células somáticas, que forman parte de todos los tejidos del cuerpo humano, a excepción de los órganos reproductores. Poseen el genoma completo del individuo, es decir, 46 cromosomas, por lo que se denominan células diploides. El genoma de todas las células somáticas de un ser humano es exactamente idéntico. Es el mismo que tuvo la célula primigenia, de la que se generó el organismo, es decir, el cigoto o embrión unicelular (de 46 cromosomas). En el cigoto, el material genético mitocondrial materno está siempre presente, y no así las mitocondrias del espermatozoide, que se pierden en el proceso de la fecundación. Este hecho se ha empleado para, mediante análisis genéticos, establecer relaciones maternofiliales.

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

Los católicos y el trabajo

¿Qué opinamos los católicos sobre el trabajo? - Los derechos de los trabajadores, como todos los demás derechos, se basan en la naturaleza de la persona humana y en su dignidad trascendente. El Magisterio social de la Iglesia ha considerado oportuno enunciar algunos de ellos, indicando la conveniencia de su reconocimiento en los ordenamientos jurídicos: el derecho a una justa remuneración; el derecho al descanso; el derecho « a ambientes de trabajo y a procesos productivos que no comporten perjuicio a la salud física de los trabajadores y no dañen su integridad moral »; el derecho a que sea salvaguardada la propia personalidad en el lugar de trabajo, sin que sean « conculcados de ningún modo en la propia conciencia o en la propia dignidad...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies