Inicio / Preguntas - Respuestas / Sacramentos / Bautismo / Bautismo ¿se puede hacer el bautismo de otra forma?
¿Se puede hacer el bautismo de otra manera más moderna? ¿Se pueden utilizar otras palabras distintas?

Bautismo ¿se puede hacer el bautismo de otra forma?

– He oído que en algunas iglesias católicas de habla inglesa del extranjero, algunos sacerdotes han bautizado niños y que lo han hecho diciendo: “Yo te bautizo en el nombre del Creador, y del Redentor y del Santificador”; “Yo te bautizo en el nombre del Creador, del Liberador, del Sostenedor” o cosas parecidas. Me parece muy bonita esa fórmula y me gustaría saber si yo puedo bautizar a mi hijo así ya que yo creo que Dios no es sólo “Padre” sino también “Madre”. ¿Son válidos esos bautizos que no utilizan la fórmula clásica: “Yo te bautizo en el nombres del Padre…”?

– Los bautizos con una fórmula distinta a la que mandó Jesús (“Yo te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”) no tienen validez y las personas que han recibido esos “bautizos” tienen que recibir el verdadero sacramento del bautismo, ya que no están bautizadas. Por tanto, la única fórmula que admite la Iglesia católica es la conocida siendo totalmente inválidas cualquier otra.

Sobre este tema la Congregación para la Doctrina de la Fe publicó un importante comunicado:

CONGREGACION DOCTRINA FE SOBRE FORMULAS BAUTISMALES

CIUDAD DEL VATICANO, 29 FEB 2008
-Se ha publicado hoy la respuesta de la Congregación para la Doctrina de la Fe a dos cuestiones relativas a la validez del Bautismo conferido con fórmulas diversas de la establecida.

La primera es: ¿Es válido el Bautismo conferido con las fórmulas “I baptize you in the name of the Creator, and of the Redeemer, and of the Sanctifier” y “I baptize you in the name of the Creator, and of the Liberator, and of the Sustainer”?(Yo te bautizo en el nombre del Creador, y del Redentor y del Santificador”; “Yo te bautizo en el nombre del Creador, del Liberador, del Sostenedor”).

La Segunda: ¿Deben ser bautizadas en forma absoluta las personas que han sido bautizadas con estas fórmulas?

Las respuestas son : A la primera: Negativo. A la segunda: Afirmativo.

Benedicto XVI durante la última audiencia concedida al cardenal Joseph Levada, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, aprobó esta respuesta decidida en la sesión ordinaria de ese dicasterio y ordenó la publicación. La respuesta lleva la firma del cardenal Levada y del arzobispo Angelo Amato, secretario del mismo dicasterio

En una nota explicativa, se aclara que la “presente respuesta se refiere a la duda sobre la validez del Bautismo conferido con dos fórmulas en lengua inglesa en el ámbito de la Iglesia católica. (…) La duda, obviamente, no concierne al inglés, sino a la fórmula en sí misma, que podría expresarse en otra lengua”.

“El Bautismo conferido en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo -prosigue la nota- obedece al mandato de Jesús, referido al final del Evangelio según San Mateo” y “la “fórmula bautismal debe expresar adecuadamente la fe trinitaria: no valen formas aproximadas”.

“Las variaciones de la fórmula bautismal, según designaciones de las Personas Divinas, diversas de las bíblicas, consideradas en las Respuestas, proceden de la llamada teología feminista para evitar decir Padre e Hijo, consideradas palabras masculinas, sustituyéndolas con otros nombres. Pero esas variaciones trastocan la fe en la Trinidad”.

“La respuesta de la Congregación para la Doctrina de la Fe constituye una declaración doctrinal auténtica, que tiene efectos canónicos y pastorales muy amplios. La respuesta, efectivamente, afirma implícitamente que las personas que han sido bautizadas o serán bautizadas en el futuro con las fórmulas en cuestión, en realidad no están bautizadas. Por lo tanto deben ser tratadas a todos los efectos canónicos y pastorales con los mismos criterios jurídicos de las personas que el Código de Derecho Canónico considera en la categoría general de “no bautizados”.

 

MUY IMPORTANTE:

Toda la información que ofrecemos tiene únicamente validez informativa general y en ningún caso es vinculante o aplicable a situaciones concretas donde sólo el párroco o el responsable eclesiástico correspondiente tiene la capacidad de resolver. La Diócesis de Canarias y cualquiera de sus organismos no se responsabilizan de la interpretación, aplicación, daños a terceros de cualquier tipo, daños materiales, ni de ningún otro tipo que se puedan derivar de las respuestas a las cuestiones que tratamos. Son las correspondientes autoridades eclesiástica quienes tienen que decidir en cada caso qué es lo que conviene y cómo se debe aplicar la actual normativa de la Iglesia. La información que facilitamos es con buena fe y gratuita y tratamos que sea actualizada, aunque no siempre puede ser así. Ante cualquier duda sobre el texto póngase en contacto con su párroco en las horas del archivo o despacho parroquial.

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

Papa Francisco: Abusos a menores – Carta al Pueblo de Dios – 20 de agosto de 2018

CARTA DEL SANTO PADRE FRANCISCO AL PUEBLO DE DIOS - “Con vergüenza y arrepentimiento, como comunidad eclesial, asumimos que no supimos estar donde teníamos que estar, que no actuamos a tiempo reconociendo la magnitud y la gravedad del daño que se estaba causando en tantas vidas. Hemos descuidado y abandonado a los pequeños”. -«Si un miembro sufre, todos sufren con él» (1 Co 12,26). Estas palabras de san Pablo resuenan con fuerza en mi corazón al constatar una vez más el sufrimiento vivido por muchos menores a causa de abusos sexuales, de poder y de conciencia cometidos por un notable número de clérigos y personas consagradas. Un crimen que genera hondas heridas de dolor e impotencia; en primer lugar, en las víctimas, pero también en sus familiares y en toda la comunidad, sean creyentes o no creyentes. Mirando hacia el pasado nunca será suficiente lo que se haga para pedir perdón y buscar reparar el daño causado. Mirando hacia el futuro nunca será poco todo lo que se haga para generar una cultura capaz de evitar que estas situaciones no solo no se repitan, sino que no encuentren espacios para ser encubiertas y perpetuarse. El dolor de las víctimas y sus familias es también nuestro dolor, por eso urge reafirmar una vez más nuestro compromiso para garantizar la protección de los menores y de los adultos en situación de vulnerabilidad.

Centro de preferencias de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies