gregorio13

El calendario gregoriano – ¿Cómo se creó nuestro actual calendario? – Origen católico del calendario que utilizamos

 

EL CALENDARIO GREGORIANO

Vea también:

– Devociones. ¿Qué es una “devoción”?

– ¿Cuál es el origen de la bandera de la Unión Europea?

– ¿Qué es el `Te Deum´? – ¿Sabías que la sintonía de Eurovisión en realidad es música religiosa?

 

El origen del calendario gregoriano, es el 1 de enero del primer año (año 1 d.C.), que da comienzo a la primera década, el primer siglo (s. I) y el primer milenio. El año anterior fue el primero antes de Cristo (año 1 a.C.).

El calendario gregoriano es un calendario originario de Europa, actualmente utilizado de manera oficial en casi todo el mundo, denominado así por ser su promotor el papa Gregorio XIII, quien promulgó su uso por medio de la bula Inter Gravissimas. A partir de 1582, sustituyó gradualmente en distintos países al calendario juliano, utilizado desde que Julio César lo instaurara en el año 46 a. C. El calendario juliano era, básicamente, el calendario egipcio, el primer calendario solar conocido que estableció la duración del año en 365,25 días.

Gregorio XIII

Papa Gregorio XIII

El calendario gregoriano se originó a partir de un primer estudio realizado en 1515 por científicos de la Universidad de Salamanca, y de un segundo en 1578. Del primero, se hizo caso omiso y del segundo, finalmente, surgió el actual calendario mundial, aunque el mérito se atribuyó a otros personajes.1

Los primeros países en adoptar el calendario actual fueron EspañaItalia y Portugal en 1582. Sin embargo, Gran Bretaña y sus colonias americanas no lo hicieron hasta 1752.2

Lea el artículo completo:

– El calendario gregoriano

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

Eutanasia y ley

La falta de garantías constitucionales en la Ley de Eutanasia por Eligio Hernández

Es dudoso que esta ley pueda beneficiar a los más débiles económicamente, que no pueden acudir a los Cuidados Paliativos en sus domicilios o en residencias de pago, y que tienen que esperar mucho tiempo para tener una plaza en un centro asistencial o hospitalario público. Antes que una muerte digna hay que garantizar una vida digna. La laguna principal que tiene la Ley de Eutanasia es la marginación en la aplicación de la Ley, de los Jueces y del Ministerio Fiscal, que, precisamente, tienen como funciones principales la garantía de los derechos (artículo 117.4 de la Constitución), y la promoción de la justicia en defensa de los derechos (artículo 124.1 de la Constitución), sobre todo del derecho a la vida (artículo 15 de la Constitución). Esta laguna puede ocasionar la inconstitucionalidad de dicha Ley al excluir la resolución judicial de incapacitación.