via matris
Vía Matris.

Monjas carmelitas de Tafira: Vía Matris

MONJAS CARMELITAS DE TAFIRA

VÍA MATRIS

 

via matris

 

ENCUENTRO DE LA FAMILIA CARMELITA LAICA: VÍA MATRIS –  MONJAS CARMELITAS DE TAFIRA  EL DOMINGO DÍA 17 – 9 – 2017 – A LAS 17 HORAS.

 

Al celebrar la fiesta de la Santísima Virgen María de los Dolores, y los Dolores que  Ella, padeció y ofreció con amor desde la Anunciación hasta el Calvario, nosotros hemos de recordar que el espíritu de oblación, de sacrificio y de penitencia forman parte de nuestra vocación de cristianos, seguidores y discípulos de Cristo.
La presencia del dolor y del sufrimiento en nuestra vida, bien sea de un modo fuerte y dramático, o bien a través de las pequeñas dificultades y cruces de cada día, podemos transformarlo, a imitación de Nuestra Madre Dolorosa, es una ocasión privilegiada para manifestar nuestro amor a Cristo crucificado y a nuestros hermanos. Unidos, a través de nuestra propia oblación y sufrimiento, a Jesús y a María, podemos ejercitar el sacerdocio bautismal y contribuir a la obra de la corredención del género humano, ofreciendo nuestros trabajos, dolores, penitencias y sufrimientos: “Por Cristo, con Él y en Él”, en unión de Nuestra Madre Dolorosa por la salvación de todos los hombres y mujeres del mundo.

Descargue el material:

– Vía Matris, septiembre de 2017

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

angelus obispo

Carta de nuestro obispo: Que nos sintamos juntos también al rezar – El rezo del Ángelus todos los días a las 12.00 h con nuestro obispo

Ayer domingo nos llegaba una carta de la Conferencia Episcopal con la iniciativa que ya está corriendo por redes y correos. Les acompaño el texto de la carta que recibí. Y animo a todos los responsables de templos y capillas a dar los toques del Ángelus a las 12 del medio día todos los días, para invitar a la oración común. Quiero subrayar que en este momento que vivimos nos hace sentirnos juntos también al rezar. Ya lo estamos haciendo y viviendo, pero este detalle concreto de rezar juntos la salutación del Ángelus a nuestra Madre a las 12 del mediodía, lo pone de manifiesto ante nosotros mismos; nos ayuda a no olvidar que seguimos siendo Iglesia y Pueblo, Iglesia y Pueblo que sufre con los sufren, y reza por ellos y por todos los que ayudan.