Encuentro Diocesano de Catequistas 2008

 

ENCUENTRO DIOCESANO DE CATEQUISTAS – JUNIO 2008


Mons. D. Francisco Cases Andreu:
“Transmitir a otro la propia experiencia de fe”

Hablar hoy de Catequesis -lo saben Ustedes igual o mejor que yo- es hablar de algo sumamente necesario, sumamente importante… pero sumamente difícil. Es necesario rezar la catequesis, pensar la catequesis, pensar nuestro papel -el de los Sacerdotes y el de los Catequistas-, organizar la Catequesis, e integrarla correctamente en el tejido de la pastoral de la Parroquia y de la Diócesis. El tema general –Creyentes en Cristo para ser sus Testigos– y los objetivos de nuestro Plan Diocesano de Pastoral nos urgen de manera especial en este campo de la Catequesis.

“Dar Catequesis” se ha convertido en una tarea ardua y laboriosa, que no se llega a controlar, de la que no se advierten los frutos, y, en consecuencia, una tarea que termina desanimando y alejando incluso de la Comunidad a más de uno de sus protagonistas activos. Nos hace falta mucha fortaleza y mucha paciencia, junto a una gran lucidez para percibir dónde necesitamos poner los acentos y qué debemos cuidar preferentemente…

Lea el documento completo:
– Transmitir a otro la propia experiencia de fe

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

personas con discapacidad derechos

«La discapacidad no es algo que se padece o posee» “El día que dejemos de llamar héroes a las Personas con Discapacidad que cumplen sueños, como sociedad habremos entendido todo”

"El día que dejemos de llamar héroes a las Personas con Discapacidad que cumplen sueños, como sociedad habremos entendido todo". La discapacidad no es algo que se padece o posee. No es una enfermedad. No es algo por lo cual debemos sentir lástima, ni mucho menos una tragedia. Las personas con Discapacidad son sujetos de Derechos. No son minusválidas, no están incapacitadas. La discapacidad tampoco es un insulto. La discapacidad es una experiencia de vida, y si bien el camino a veces trae muchos desafíos, se hace mucho más difícil por las barreras que impone la sociedad que por las propias características de esa condición.