catequesis niños y adultos

El Papa establece el ministerio del catequista- 10 de mayo de 2021

 

El Papa establece el ministerio del catequista

La Oficina de Prensa vaticana ha presentado a los medios de comunicación el texto del Motu proprio «Antiquum ministerium». En 2018, el Papa ya había hablado de la necesidad de dar a este servicio orientado al catequista una dimensión institucional en la Iglesia.

En ese año el Papa había anunciado que el «catequista es una vocación»: «Ser catequista, esa es la vocación, no trabajar como catequista». Y poco después añadió que esta «forma de servicio que se realiza en la comunidad cristiana» requería ser reconocida «como un verdadero y genuino ministerio de la Iglesia».

La convicción ha tomado la forma del Motu proprio Antiquum ministerium que ha sido presentado hoy en presencia del arzobispo Rino Fisichella, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, y de Mons. Franz-Peter Tebartz-van Elst, delegado para la Catequesis del dicasterio.

El primer anuncio

El Motu proprio, por tanto, establecerá formalmente el ministerio del catequista, desarrollando esa dimensión evangelizadora de los laicos deseada por el Vaticano II. Un papel al que, según dijo Francisco en el videomensaje, le corresponde «un primer anuncio». En un contexto de «indiferencia religiosa – había indicado el Papa – vuestra palabra será siempre un primer anuncio, que llega a tocar el corazón y la mente de tantas personas que esperan encontrarse con Cristo«.

Descargar:

– Carta apostólica sobre la vocación del catequista 2021

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

confesión quiero confesarme

“Hace muchos años que no me confieso pero ahora quiero confesarme pero no sé cómo hacerlo…” ¿Qué tengo que hacer para realizar una buena confesión?

"¿Qué locura o qué desatino me lleva a contar las ajenas faltas, teniendo tanto que decir de las mías...?"  (Miguel de Cervantes). “Muchos amaron sus pecados y muchos los confesaron. El que confiesa sus pecados y los acusa ya se encuentra del lado de Dios. Dios, que es la luz, acusa tus pecados y si tú también los acusas, te unes a Dios. Hay como dos cosas: el hombre y el pecador. Dios hizo al hombre y el hombre hizo de sí mismo un pecador. Destruye lo que tú hiciste para que Dios salve lo que Él hizo”. (San Agustín)