Santos de la Iglesia

Santos, ¿copatrono o compatrono?

 

– He visto que cuando se refieren en la web de nuestra diócesis a San Antonio María Claret, hablan de él como COMPATRONO y no de copatrono… ¿Cuál es la palabra correcta que hay que usar?

– Para solucionar esta duda lo más fácil y rápido es acudir al Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia. En la edición 22ª deja bien claro que la palabra “copatrono” no existe en el diccionario. No usamos esta palabra porque antes de octubre de 2014 no existe en el diccionario.

Sí existe la palabra “COMPATRONO” que significa exactamente lo que es San Antonio María Claret en nuestra diócesis:

compatrono, na.
(Del lat. compatrōnus).

1. m. y f. Patrono juntamente con otro u otros.

 

– En la edición 23ª del Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia, publicada en el mes de octubre de 2014, aparece las palabras “COPATRONO” y también “COMPATRONO”:

copatrono, na
De co- y patrono.

1. m. y f. Patrono, junto con otro u otros, de una iglesia, un pueblo o una congregación.
2. m. y f. Miembro de un patronato.

En esta misma edición aparece también la palabra“COMPATRONO”

compatrono, na
Del lat. compatrōnus.
1. m. y f. Patrono juntamente con otro u otros.

Por tanto, ambas palabras (compatrono, copatrono,) están desde el mes de octubre de 2014 permitidas. Las referencias anteriores a octubre de 2014 siempre recogerán la expresión “compatrono”.

 

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

cementeriocremacion

Cremación, incineración, de cadáveres de católicos

¿Qué pensamos los católicos sobre la cremación de los cadáveres? El tema de la cremación puede ser confuso para los católicos. En un tiempo la Iglesia prohibía la cremación, pero este ya no es el caso. En 1963, la Iglesia Católica levantó esta prohibición que impedía a los católicos optar por la cremación. El canon 1176 del Código de Derecho Canónico de 1983 establece, "La Iglesia aconseja vivamente que se conserve la piadosa costumbre de sepultar el cadáver de los difuntos; sin embargo, no prohíbe la cremación, a no ser que haya sido elegida por razones contrarias a la doctrina Cristiana".