La Cultura Católica

 

 

LA CULTURA CATÓLICA

Vea también:

– Museo de Arte Sacro de nuestra diócesis

– La cultura católica

– Museos del Vaticano: La belleza nos une

Esta obra es un intento por mostrar cómo se fue histórica y doctrinalmente configurando la Cultura Católica. Se inicia con la Revelación y un proceso de inculturación que permitió el paso de la antiquitas pagana a la antiquitas cristiana y que, con Santo Tomás, llega a madurar. Después el autor señala como la cultura católica se va desintegrando en la modernidad, a partir de los procesos de secularización profana y religiosa. Con claridad y sin falso triunfalismo, muestra cual fue la actitud de la Iglesia frente a los modelos de sociedades laicas, en especial dentro del magisterio de los Sumos Pontífices. No pasa inadvertida la cuidadosa atención que dedica al Papa Juan XXIII, al Concilio Ecuménico Vaticano II y al magisterio profético de Pablo VI, quien buscó la renovación de la Iglesia sin apartarse de la fidelidad, buscando dialogar evangelizando y evangelizar dialogando. Pero sin duda el platillo fuerte en esta obra es Juan Pablo II, quien abre el diálogo con la modernidad en clave cultural.

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar [2.10 MB]

 

Vea:

– La Cultura Católica

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

Mensaje jornada de la Paz 2021

Mensaje del Santo Padre Francisco para la 54 Jornada Mundial de la Paz, que se celebrará el 1 de enero de 2021 y cuyo tema es “La cultura del cuidado como camino de paz”

El año 2020 se caracterizó por la gran crisis sanitaria de COVID-19, que se ha convertido en un fenómeno multisectorial y mundial, que agrava las crisis fuertemente interrelacionadas, como la climática, alimentaria, económica y migratoria, y causa grandes sufrimientos y penurias. Pienso en primer lugar en los que han perdido a un familiar o un ser querido, pero también en los que se han quedado sin trabajo. Recuerdo especialmente a los médicos, enfermeros, farmacéuticos, investigadores, voluntarios, capellanes y personal de los hospitales y centros de salud, que se han esforzado y siguen haciéndolo, con gran dedicación y sacrificio, hasta el punto de que algunos de ellos han fallecido procurando estar cerca de los enfermos, aliviar su sufrimiento o salvar sus vidas...