Inicio / Secretariados / Clero: Delegación para sacerdotes / Curas: ¿por qué al sacerdote se le llama “cura”?

Curas: ¿por qué al sacerdote se le llama “cura”?

 

¿POR QUÉ A LOS SACERDOTES SE LES LLAMA “CURAS”?

En España se llama “cura” a los sacerdotes. La gente dice “el cura…”
Veamos de dónde viene esa expresión de “cura”.

La palabra “cura” viene del latín y significa “la asistencia que se presta a un enfermo” y antiguamente “cuidado”, por tanto “cura” quiere decir “cuidado, solicitud”.
De la palabra latina “curare” (poner cuidado) viene la palabra “curación” y se derivan palabras como “curador”, “curial”, “procurador”, “curiosidad”…

Allá por el año 1330 se empezó a aplicar esta denominación al párroco por tener a su cargo la cura de almas (el cuidado espiritual de las personas). El sacerdote es el “médico de las almas”, el que está al cuidado (cura) de las almas de sus fieles. Tanto es así que en muchas ocasiones vemos la expresión “Cura párroco…”

Un cura por tanto, es un sacerdote que cuida y ayuda a curar las almas de los demás.

En el vigente Código de Derecho Canónico se hace referencia a este cuidado de las almas, a la “cura de almas” en los cánones: 150, 151, 678.1, 757, 771.1, 786 y 1003.2

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

El Espíritu Santo en la vida del cristiano

¿CÓMO SE MANIFIESTA EL ESPÍRITU SANTO EN LA VIDA DE UNA PERSONA? - ¿QUÉ HACE EL ESPÍRITU SANTO EN LA VIDA DE UNA PERSONA? -Hay que nacer de nuevo dijo Jesús a Nicodemo (Jn 3 ss)Cuando una persona deja actuar al Espíritu Santo en su vida se dan en ella los siguientes dones (regalos), para llenarse después de frutos.1. Don de la sabiduría, que ayuda a comprender y gustar el misterio de Dios, el misterio del ser humano y de la historia.2. Don de entendimiento, que profundiza en la Palabra y en los signos de los tiempos.3. Don de consejo, que sabe discernir lo que conviene y muestra el camino acertado a los demás.4. Don de fortaleza, para superar los miedos y cansancios de nuestra debilidad.5. Don de ciencia, para aprender las lecciones del Espíritu (1 Jn 2,20), especialmente la actitud filial, en actitud gozosa y confiada.6. Don de piedad, que enseña a comprender y vivir la relación filial, en actitud gozosa y confiada.7. Don de temor de Dios, por el que se respeta amorosamente y se le tiene presente con agradecimiento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies