Encuentro vocacional 2017: Enviados por el Espíritu de la misión

Los sacerdotes, los más felices

El sacerdocio, la profesión más feliz del mundo, según «Forbes»
Lo que más valoran aquellos que la desempeñan es el poder ayudar a los demás

MARÍA G. PICATOSTE / CORRESPONSAL EN NUEVA YORK

Ni el sueldo, ni el nombre de la empresa ni la cantidad de horas trabajadas. Lo que consigue aumentar la satisfacción laboral y que un empleado sea feliz en su trabajo es la interacción social. Y de todos los trabajadores, ¿quiénes se sienten más felices? Los sacerdotes. Este ha sido uno de los descubrimientos de la Encuesta Social General, elaborada por el Centro Nacional de Investigación de Opinión de la Universidad de Chicago, de la que se ha hecho eco la revista «Forbes».

Según este estudio, los miembros del clero en Estados Unidos son quienes afirman con mayor frecuencia que su trabajo le hace felices, encabezando la lista de las 10 profesiones más gratificantes. De cerca les siguen los bomberos, con un 80% de satisfacción. El tercer puesto lo ocupan los fisioterapeutas. La lista continúa con los escritores, profesores de educación especial, maestros, artistas, psicólogos, agente de ventas de productos financieros. El décimo puesto de la clasificación lo ocupan los ingenieros de obras, aquellos que manejan maquinaria como bulldozers, excavadoras y martillos hidráulicos.

Aunque la mayoría de estas profesiones suelen estar mal remuneradas, asociadas a altos niveles de estrés y con poco reconocimiento social, lo que más valoran aquellos que las desempeñan es el poder ayudar a los demás y el trabajar codo con codo con otras personas para buscar el beneficio común. Que escritores y escultores se hayan colado en la lista podría extrañar. Aun así, parece que el tener la posibilidad de desarrollar nuestra creatividad compensa por demás las penurias, como la incertidumbre laboral.

Algunas sorpresas

La Encuesta Social General lleva estudiando desde 1972 diversas tendencias sociales y es una de las fuentes más fiables y valoradas de información sobre la sociedad estadounidense. A pesar de que sus datos llevan disponibles desde hace meses, su singularidad no ha llamado la atención hasta que Steve Denning, colaborador habitual de la revista «Forbes» y autor del libro «Radical Management: Rethinking leadership and innovation», comparase estos resultados con los de la lista de las profesiones más deprimentes elaborada por Career Bliss y se llevase algunas sorpresas. Denning esperaba encontrar profesiones como la de profesor entre las peor valoradas. Para su sorpresa eran otras, generalmente bien remuneradas, como la de director de departamento de informática o director de marketing y ventas. Y es que parece que el no poder ascender dentro de la empresa o la excesiva burocracia causan más quebraderos de cabeza que un salario bajo.

ABC
24 de noviembre de 2011

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

espiritualidad teologia

Teología espiritual. Síntesis de sus fundamentos

«La espiritualidad consiste en vivir según el Espíritu, es decir, vivir la presencia de Dios en nuestras vidas, cumpliendo su voluntad. Así lo dijo Jesús: “No todo el que dice ‘Señor, Señor’ entrará en el reino de los cielos, sino el que pone en práctica la voluntad de mi Padre” (Mt 7,21). Espiritualidad viene a ser como un clima, una forma de pensar y actuar en nuestras relaciones con los demás, con el mundo y con Dios». En conclusión, dentro de la Iglesia, el término «espiritualidad» hace referencia a la relación entre Dios y el ser humano, una relación que se lleva a cabo entre el espíritu humano y el Espíritu divino.