Acción Católica General: Encuentro canario de ACG y laicos de parroquia – julio 2018

 

 

 

 

ENCUENTRO CANARIO DE ACCIÓN CATÓLICA GENERAL Y LAICOS DE PARROQUIA

El fin de semana del 20 al 22 de julio de 2018 se celebró el “Encuentro canario de Acción Católica General y laicos de Parroquia”. Una experiencia intensa, en donde el Espíritu de Dios se ha hecho presente, entre un grupo de 145 laicos (niños, jóvenes, y adultos), de las dos diócesis del Archipiélago Canario, entre los que se encontraban los seminaristas de nuestra diócesis. Han participado laicos de las islas de: Tenerife, Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria, trabajando al unísono el tema de LA MISIÓN, a través de talleres adaptados a las tres edades participantes, y bajo el esquema del Ver, Juzgar y el Actuar. Todo ello se ha realizado a través de un trabajo de reflexión y de dinámicas de grupo, dirigido por los miembros de la Comisión Permanente de la Acción Católica General, que fue ayudando a concretar el trabajo de la misión.

Hay que destacar, además, la celebración de una Vigilia de oración, el viernes, 20 de julio por la noche; la celebración de la eucaristía en la Basílica de Ntra. Sra. del Pino, en Teror, presidida por Mons. D. Francisco Cases Andreu; y la Velada posterior en el Palacio Episcopal, en la misma población.

Ha sido una gran experiencia de vivir la alegría del evangelio.

 

Vea:

– Programa del encuentro

 

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

Seguir a Jesús

Siguiendo hoy a Jesús

“La única reliquia auténtica de Jesús es la comunidad viva” (E. Schillebeeckx). Al decir de los evangelistas, apenas el grupo femenino, algunas seguidoras y algunos discípulos o adeptos se mantienen firmes junto a la Cruz de Jesús. Los demás o se han dispersado o le “siguen de lejos” (Mt 26, 58), como Pedro. Pero a partir de la “experiencia pascual”, tanto las seguidoras como los seguidores experimentan una nueva convocatoria, se recompone la comunidad, y reemprenden la segunda etapa del seguimiento de Jesús.