enfermos parroquia

Los enfermos en las parroquias, una prioridad

 

LOS ENFERMOS EN LAS PARROQUIAS, UNA PRIORIDAD

Vea también:

– Pastoral de la Salud

– Enfermos

En general, los enfermos no ocupan hoy en la parroquia el lugar que les corresponde, el que tuvieron en la vida de Jesús, en las primeras comunidades y en otras etapas de la vida de la Iglesia. En muchos casos, la atención a los enfermos se reduce a la administración de sacramentos, olvidando la misión de curar que tiene la comunidad. Con frecuencia, los enfermos son sólo destinatarios de cuidados diversos, pero no se les integra como miembros activos de la propia comunidad. Además, el hombre de hoy, también el creyente, no suele estar preparado para afrontar la enfermedad, el dolor y la muerte en su vida y en la de los suyos. Las comunidades cristianas han de asumir su compromiso evangelizador en el mundo de la salud, han de ser comunidades que curan.
¿Qué podemos hacer nosotros?

1. LA PARROQUIA Y LOS ENFERMOS.

Con el fin de conocer la situación de la pastoral de la salud en las parroquias se realizó una encuesta, cuyos resultados en buena parte siguen teniendo vigencia. El análisis de las respuestas llegaba a las siguientes conclusiones:
• Aproximadamente el 15% de las parroquias tiene una pastoral de enfermos viva, dinámica y evangelizadora.
• Hay otro tipo de parroquias en las que se dan ciertos signos de vitalidad: están caminando y luchan por organizarse (34 %).
• Encontramos otras que se limitan a asegurar las acciones tradicionales, sin comprometerse con la problemática del enfermo (39%).
• Finalmente, en un 10% no se da ninguna pastoral de enfermos. Los enfermos no cuentan para nada.

2. MISIÓN DE LA PARROQUIA: CURAR A LOS ENFERMOS.

La acción de la parroquia con los enfermos ha de inspirarse en el primer evangelizador, en Cristo, que pasó curando y evangelizó curando: «Recorría ciudades y aldeas, enseñando en sus sinagogas, predicando el Evangelio del Reino y curando todas las enfermedades y dolencias» (Mt 9, 35).
Al compartir de manera eficaz los sentimientos de los enfermos y de los pecadores, mientras proclama la salvación y sana enfermos, Jesús revela el verdadero rostro del Padre, amigo del hombre y amigo de la vida. Además, Jesús comparte con sus discípulos la propia misión de evangelizar y de curar: «En la ciudad en que entréis y os reciban… curad los enfermos que haya en ella, y decidles: El Reino de Dios está cerca de vosotros» (Lc 10, 8-9).
Ésta es nuestra tarea: entrar en la ciudad, en la sociedad de nuestros días, curar a los enfermos que haya en ella y desde esa acción curadora proclamar al hombre de hoy la cercanía de Dios y el cumplimiento actual de las señales que liberan: «Fortaleced las manos débiles, robusteced las rodillas vacilantes, decid a los cobardes de corazón: Sed fuertes, no temáis; mirad a vuestro Dios que trae el desquite, viene en persona, os resarcirá y os salvará. Se despegarán los ojos del ciego, los oídos del sordo se abrirán, saltará como un ciervo el cojo, la lengua del mudo hablará» (Is 35, 3-6).

 

Descargar:

– Los enfermos en las parroquias

 

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

Cuarentena

Cuarentena por el coronavirus: Tiempo de descubrimientos… Lo que podemos aprender de esta situación…

La situación por la que atravesamos estos días es una buena oportunidad para examinarnos a distintos niveles y aprender a analizar y vivir los retos que nos ofrecen esta clausura doméstica involuntaria. Veamos algunas invitaciones a la reflexión.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Estamos en SEMANA SANTA y ESTAMOS CONTIGOPinche aquí para ver qué es y para qué es la Semana Santa
+