¿Qué son los evangelios canónicos y los evangelios apócrifos?

Biblia. Evangelios canónicos y evangelios apócrifos

Los evangelios canónicos son los que la Iglesia ha reconocido como aquellos que transmiten auténticamente la tradición apostólica y están inspirados por Dios. Son cuatro y solo cuatro: Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

Los evangelios apócrifos son los que la Iglesia no aceptó como auténtica tradición apostólica, aunque normalmente ellos mismos se presentaban bajo el nombre de algún apóstol.

Vea:
¿Cuáles y cuántos son?
¿Qué diferencias existen entre los evangelios canónicos y los apócrifos?
¿Qué dicen los evangelios apócrifos?

Vea también en la sección FORMACIÓN el apartado FORMACIÓN BÍBLICA.

IMPORTANTE:

Toda la información que ofrecemos tiene únicamente validez informativa general y en ningún caso es vinculante o aplicable a situaciones concretas donde solo el párroco o el responsable eclesiástico correspondiente tiene la capacidad de resolver.
La Diócesis de Canarias y cualquiera de sus organismos o personas no se responsabilizan de la interpretación, aplicación, daños a terceros de cualquier tipo, daños materiales, ni de ningún otro tipo que se puedan derivar de las respuestas a las cuestiones que tratamos. Son las correspondientes autoridades eclesiásticas quienes tienen que decidir en cada caso qué es lo que conviene y cómo se debe aplicar la actual normativa de la Iglesia. La información que facilitamos es con buena fe y gratuita y tratamos que sea actualizada, aunque no siempre puede ser así. Ante cualquier duda sobre el texto póngase en contacto con su párroco.

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

cementeriocremacion

Cremación, incineración, de cadáveres de católicos

¿Qué pensamos los católicos sobre la cremación de los cadáveres? El tema de la cremación puede ser confuso para los católicos. En un tiempo la Iglesia prohibía la cremación, pero este ya no es el caso. En 1963, la Iglesia Católica levantó esta prohibición que impedía a los católicos optar por la cremación. El canon 1176 del Código de Derecho Canónico de 1983 establece, "La Iglesia aconseja vivamente que se conserve la piadosa costumbre de sepultar el cadáver de los difuntos; sin embargo, no prohíbe la cremación, a no ser que haya sido elegida por razones contrarias a la doctrina Cristiana".