crisis de fe

Exposición principal de la celebración virtual de la Jornada Nacional de Apostolado Seglar: “El impulso de la crisis para el pueblo de Dios en salida” – 9 de mayo de 2020

 

Ponencia: “Impulsos y desafíos pastorales para el Pueblo de Dios en salida”, a cargo de D. Carlos Loriente García, Doctor en Teología Fundamental, Profesor de Teología en el Instituto Teológico San Ildefonso, de Toledo

9 de mayo de 2020

Vea también:

– Celebración virtual de la Jornada Nacional de Apostolado Seglar – 9 de mayo de 2020

– Congreso de Laicos

– Laicos

“EL IMPULSO DE LA CRISIS PARA EL PUEBLO DE DIOS EN SALIDA”

¿Quién nos iba a decir allá por el domingo 16 de febrero, cuando estábamos clausurando el Congreso Nacional de Laicos, que casi tres meses después habríamos vivido lo que nos ha traído esta pandemia? Muy probablemente nos encontramos ante lo que puede ser la gran “crisis” de nuestra generación.

Una de las acepciones del término “crisis” es la siguiente: “Interrupción grave en el estilo de vida normal de un individuo o de un grupo, que se suscita con una situación inesperada para la cual éstos no se hallan preparados y que genera problemas para los que las respuestas habituales no son adecuadas. Una crisis requiere el desarrollo de nuevas formas de pensamiento y acción”.

Creo que se ajusta perfectamente al tiempo que nos toca vivir. Si queremos encontrar la luz de la fe para esta situación, volvemos siempre a la Sagrada Escritura. Ahí, encontramos que, en el lenguaje bíblico, la “crisis”, que es un término griego, es una acción que pone ante el juicio de Dios en la historia, que invita a la conversión. Así aparece en los oráculos de Isaías (48,10), o en las cartas de san Pablo a los Corintios (1Cor. 11, 31-321). Se trata de crisis que revelan la verdad o la falsedad de los planteamientos del corazón del hombre, que hacen emerger con autenticidad los designios de Dios. En algunos casos, se
revelan como una corrección que brota del amor paterno de Dios: “Te voy a probar, y no como se prueba la plata, sino que te voy a probar en crisol” (Is. 48, 10) (que comparte la raíz de crisis). El crisol es el recipiente donde se derrite el oro; cuando a éste se le pasa por el fuego, afloran las impurezas que suben y abajo queda el oro purificado. Algo así ocurre con el corazón del hombre en estos tiempos. Hemos visto en estos días, y seguro que veremos en el tiempo que viene, decantarse los corazones. En la crisis hay una especie de verificación de lo esencial.

El segundo aspecto, que concurre en la crisis bíblica es la oportunidad de crecimiento. (En el vocabulario de teología bíblica que consultado, precisamente, “Crisis” ocupa el lugar alfabético entre “crecimiento” y “cruz”). Recuerdo que, en la ponencia final del congreso, se aludía como imagen al “resto de Israel” que, tras el exilio de Babilonia -una de las grandes crisis de la historia de la salvación- era modelo del pueblo de Dios renovado. Tras el exilio, se produce la más grande eclosión de la vida del judaísmo: la mayoría de los libros bíblicos toman su forma final en el tiempo que sigue a esa gran prueba que duró casi cincuenta años. Renace la relación del pueblo con Yahvé, se ponen los fundamentos de la vida del pueblo renacido, comienzan el período de su historia…

Descargar:

– El impulso de la crisis en el pueblo de Dios en salida

 

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

Programa del Encuentro Diocesano de Laicos – sábado, 8 de junio de 2019 en Las Palmas de Gran Canaria

PROGRAMA DEL ENCUENTRO DIOCESANO DE LAICOS - SÁBADO, 8 DE JUNIO DE 2019 EN LAS PALMAS DE GRAN CANARIA. En la misma fecha del 8 de junio de 2014 se celebró el Día de la Diócesis, vea vídeos y fotografías de aquella jornada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies