fe y medios

La narración de la fe en la era de la comunicación digital

 

LA NARRACIÓN DE LA FE EN LA ERA DE LA COMUNICACIÓN DIGITAL

Vivimos en una época de extraordinaria vitalidad respecto a las posibilidades de la comunicación, y esto, como cristianos, y como religiosas y religiosos, nos interpela profundamente.

¿Cómo llevar el mensaje de la “buena noticia” en el mundo híper-medial de hoy? ¿No existe el
riesgo de ser “silenciados” por la superabundancia de informaciones y narraciones disponibles, o de
ser equiparados a una de las muchas posibilidades equivalentes, en el supermarket de las opciones a
disposición de los individuos hiperconectados? Y ¿qué papel puede haber hoy para quien tiene algo
para decir, pero que por edad y por cultura no es ni puede esperar llegar a ser “smart” respecto a
nuevos lenguajes?

Pero, aún más profundamente, ¿cuál espacio puede haber para la fe en la era digital y cuáles
lenguajes, discursos y formas de relación pueden ser activadas hoy para iluminar nuestro presente
con la «luz de la fe»?

Para esbozar, más que para dar respuestas, al menos algunas direcciones a tomar, se propone
aquí un camino en cuatro movimientos:
–  Aprovechar la ocasión de los cambios en el escenario digital para repensar el concepto
mismo de comunicación y recuperar el sentido más auténtico, que no es transmisión, sino
encuentro, no es ante todo enunciación, sino silencio y escucha;
– Valorizar el papel de la narración en la era de la información, también para interrogarnos:
¿la Iglesia sabe narrarse hoy?
– Entender cómo leer los signos de los tiempos, que hoy significa no tanto hablar los nuevos
lenguajes, sino entender sus lógicas;
– Comprender la posible convergencia entre red y fe, facilitados por el hecho que Benedicto
XVI nos ha dado la metáfora para comprender el nuevo ambiente, y Francisco nos está
indicando el estilo para “habitarlo”.

Por lo tanto, es necesario hacer un esfuerzo para tratar de entender, sin prejuicios e
ingenuidades, el carácter del mundo “mixto”, hecho de material y digital, de átomos y de bit, en el
cual hoy vivimos. También porque la lógica de la red, que aún conteniendo riesgos y derivas
posibles, nos ayuda a revisar y superar algunos prejuicios consolidados sobre la comunicación, a 
partir de su definición.

 

Descargue el artículo:

– La narración de la fe en la era de la comunicación digital

 

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

Antonio Viera

Misiones: “Vayan por todo el mundo y proclamen la buena noticia” (Mc 16,15) “Ahora sí, hijo mío, ahora sí” – Antonio Viera Rodríguez – Agosto 2021

Al regresar de aquella experiencia anoté, de nuevo en el cuaderno de vida y misión que me había acompañado en el viaje: ¿Por qué tanto dolor, tanta muerte? Yo sé que Tú escuchas el grito de tu pueblo sufriente y pobre, Señor. Que, en esta noche, fría y oscura, sepa tender hacia los más débiles manos de solidaridad y esperanza. Y, como el pequeño Samuel, le dije al Señor: “Aquí estoy Señor, dispuesto, envíame”. Y el Señor me envío, a otra misión, a vivir y experimentar la espiritualidad del cuidado.