Inicio / Cultura / La transmisión de la fe según Joseph Ratzinger

La transmisión de la fe según Joseph Ratzinger

 

La transmisión de la fe según Joseph Ratzinger

Por Pablo Blanco

En su Introducción al cristianismo, el famoso profesor Ratzinger abordaba el problema de la fe en el mundo de hoy, en una revolucionada Tubinga. Corría entonces el emblemático año de 1968, año de las revueltas estudiantiles en el mundo libre. Se encontraba entonces en un contexto polémico y escéptico, que hoy casi resulta pura arqueología. Las tres emes –Mao, Marx, Marcuse– se agolpaban ahora contra los ya algo enmohecidos nombres de Nietzsche y Heidegger. Se trataba por tanto de afrontar –en esas clases tubinguesas– una fe problemática, una fe en crisis, y retomaba allí una famosa historia contada por Kierkegaard. «En Dinamarca, un circo fue presa de las llamas. Entonces el dueño del circo mandó a pedir auxilio a una aldea vecina a un payaso que ya estaba disfrazado para actuar […]. El payaso corrió a la aldea y pidió a los vecinos que fueran lo más rápido posible a apagar el fuego del circo en llamas. Pero los vecinos creyeron que se trataba de un magnífico truco para que asistieran a la función: aplaudían y hasta lloraban de la risa». No le creían. Esta es – concluía Ratzinger– la situación del creyente y del teólogo en el mundo actual. ¿Estará la solución tan solo en que el payaso se cambie de ropa y se vista de calle?, se preguntaba. «El que quiera predicar la fe y al mismo tiempo  ser suficientemente crítico, se dará cuenta enseguida […] no solo de lo difícil que es traducir[la], sino también de lo vulnerable que es la propia fe, la cual –al querer creer– experimenta en sí misma el inquietante poder de la incredulidad. Por eso, el que quiera hoy día dar honradamente razón de la fe cristiana ante sí y ante los demás, […] debe hacerse a la idea de que su situación no es distinta a la de los demás», a la de aquellos que no creen. Se preguntaba entonces: ¿Cómo transmitir entonces la fe al mundo de hoy, escéptico y ávido de diversión, como aquel respetable público del circo?

 

 

Descargue:

Transmitir la fe según J. Ratzinger

Vea también:

– Mons. J. Ratzinger

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

San Pablo VI, testimonio de la fe, misión y ética

San Pablo VI, testimonio de la fe, misión y ética -El Concilio Vaticano II nos mostró que la iglesia siempre se encuentra en estado de reforma. En el sentido que constantemente se tiene que estar actualizando y renovando, conforme a la fidelidad del Evangelio de Jesús que se encarna en los signos de los tiempos e historia. Eso mismo pretendió el Concilio que inició San Juan XXIII y llevó a buen puerto San Pablo VI, ese “aggiornamento” que se pone en sintonía con las llamadas y presencia de Dios por su Espíritu en el mundo, actuante en la realidad histórica. Debemos seguir conociendo, valorando y poniendo en práctica el acontecimiento conciliar con el legado de estos dos Papas Santos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies