¿Qué hacer cuando dos hermanos de distintas edades quieren hacer la primera comunión juntos?

Eucaristía. Primera comunión de varios hermanos a la vez

– Tengo dos hijos. El mayor le lleva tres años a su hermano menor y me gustaría saber si los dos pueden hacer juntos la primera comunión.

Los niños tienen que hacer en nuestra diócesis los cuatro cursos programados en la catequesis para poder recibir la primera comunión, independientemente de la edad que tengan. Una vez que termine sus cuatro cursos cada uno pueden hacer la comunión juntos.
Hay casos donde los hermanos se llevan diferencias de edad. El caso que usted nos plantea es que el mayor casi duplica la edad del menor, por tanto, a no ser que el mayor espere por el menor y hacer juntos la catequesis y la primera comunión, no existiría otra posibilidad. Cada uno tiene que hacer el proceso que le hemos indicado.
En estos casos cuando hay años de diferencia, el mayor espera por el menor.

IMPORTANTE:
Toda la información que ofrecemos tiene únicamente validez informativa general y en ningún caso es vinculante o aplicable a situaciones concretas donde sólo el párroco o el responsable eclesiástico correspondiente tiene la capacidad de resolver.
La Diócesis de Canarias y cualquiera de sus organismos o personas no se responsabilizan de la interpretación, aplicación, daños a terceros de cualquier tipo, daños materiales, ni de ningún otro tipo que se puedan derivar de las respuestas a las cuestiones que tratamos. Son las correspondientes autoridades eclesiásticas quienes tienen que decidir en cada caso qué es lo que conviene y cómo se debe aplicar la actual normativa de la Iglesia. La información que facilitamos es con buena fe y gratuita y tratamos que sea actualizada, aunque no siempre puede ser así. Ante cualquier duda sobre el texto póngase en contacto con su párroco.

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

Tecnología y misas virtuales

Una misa “virtual” no equivale a la participación personal en la iglesia – ¡Volvamos con alegría a la Eucaristía!

En una Carta a los Presidentes de las Conferencias Episcopales, el Cardenal Sarah afirma la necesidad de volver a la normalidad de la vida cristiana, allí donde la emergencia sanitaria causada por la pandemia lo permita: asistir a una Misa a través de los medios de comunicación no es equiparable con la participación física en la iglesia.