Inicio / Corrupción en la sociedad / HOAC: La HOAC exige a los partidos de la censura la derogación de la reforma laboral

HOAC: La HOAC exige a los partidos de la censura la derogación de la reforma laboral

 

La HOAC exige a los partidos de la censura la derogación de la reforma laboral

El movimiento obrero cristiano apoya una ley contra la precariedad en el trabajo

La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) acordó, en su asamblea del pasado
fin de semana, exigir al nuevo gobierno, que deroguen la última reforma laboral de 2012.
Tal demanda la hace ante el empeoramiento de las condiciones laborales de las y los
trabajadores, que han visto cómo se les han restado sus derechos laborales y los de
negociación; y atendiendo a sus propuestas electorales.
Este movimiento obrero cristiano denuncia que las condiciones de trabajo han empeorado
en los últimos años al incrementarse la temporalidad de los contratos, la precariedad y el
haber facilitado los despidos. La reforma laboral ha creado mucha incertidumbre en las
familias obreras, ya que un buen número de sus miembros están en paro y muchas ya no
perciben ayudas al desempleo. En cambio, los bancos y grandes las empresas han
incrementado sus beneficios.
La HOAC manifiesta su satisfacción de que la patronal y los sindicatos mayoritarios
hayan llegado a un acuerdo salarial de un incremento hasta un 3% tras meses de
negociación. Recordamos que la Constitución considera también el empleo como un
derecho básico. Es responsabilidad del Estado, fuerzas políticas, económicas y sociales
establecer las condiciones para lograrlo, porque sólo así viviremos en una sociedad
decente.
Este movimiento se solidariza con la clase obrera empobrecida y nos congratula que haya
entrado en las Cortes Generales una propuesta de Ley para combatir la precariedad laboral
y que dé estabilidad al empleo, sobre todo a los colectivos que más sufren la precariedad:
las mujeres, los jóvenes y los desempleados y desempleadas de larga duración. En
Canarias una de cada cinco personas no tiene empleo y casi la mitad de los jóvenes.
Nosotros, al igual que el papa Francisco creemos que: “La acogida y la lucha a la pobreza
pasan en gran parte a través del trabajo. No se ofrece verdadera ayuda a los pobres sin
que puedan encontrar trabajo y dignidad (…) Es necesario pues quitar centralidad a la ley
del provecho y asignarla a la persona y al bien común. Pero para que esta centralidad sea
real, efectiva y no sólo proclamada con palabras, es necesario aumentar las oportunidades
de trabajo digno. Este es una tarea que pertenece a la sociedad entera” (Encuentro con el
mundo del trabajo en Bolonia, 2017)
Por último, este movimiento de la Diócesis de Canarias invita a todas las fuerzas políticas
y sociales, así como al resto de colectivos cristianos a implicarse en las mejoras de las
condiciones de los trabajadores, a avanzar en una sociedad que ofrezca empleo a todas
las personas, y a lograr una sociedad justa, igualitaria y fraterna.

5 de julio de 2018

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

Papa Francisco: Abusos a menores – Carta al Pueblo de Dios – 20 de agosto de 2018

CARTA DEL SANTO PADRE FRANCISCO AL PUEBLO DE DIOS - “Con vergüenza y arrepentimiento, como comunidad eclesial, asumimos que no supimos estar donde teníamos que estar, que no actuamos a tiempo reconociendo la magnitud y la gravedad del daño que se estaba causando en tantas vidas. Hemos descuidado y abandonado a los pequeños”. -«Si un miembro sufre, todos sufren con él» (1 Co 12,26). Estas palabras de san Pablo resuenan con fuerza en mi corazón al constatar una vez más el sufrimiento vivido por muchos menores a causa de abusos sexuales, de poder y de conciencia cometidos por un notable número de clérigos y personas consagradas. Un crimen que genera hondas heridas de dolor e impotencia; en primer lugar, en las víctimas, pero también en sus familiares y en toda la comunidad, sean creyentes o no creyentes. Mirando hacia el pasado nunca será suficiente lo que se haga para pedir perdón y buscar reparar el daño causado. Mirando hacia el futuro nunca será poco todo lo que se haga para generar una cultura capaz de evitar que estas situaciones no solo no se repitan, sino que no encuentren espacios para ser encubiertas y perpetuarse. El dolor de las víctimas y sus familias es también nuestro dolor, por eso urge reafirmar una vez más nuestro compromiso para garantizar la protección de los menores y de los adultos en situación de vulnerabilidad.

Centro de preferencias de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies