Horarios y recursos

Horarios y recursos de actividades pastorales.

Cuaresma: ¿Qué es el Miércoles de Ceniza?

miercoles de ceniza que es

El Miércoles de Ceniza empieza la Cuaresma. Es un día santo cristiano de oración y ayuno. Está precedido por el Martes de Carnaval y es el primer día de Cuaresma,​ que son las seis semanas de penitencia antes de Pascua. Es el primer día de la Cuaresma en los calendarios litúrgicos católico y anglicano, como así también de diversas denominaciones protestantes, luterana, metodista, presbiterana y algunas bautistas.​ Es observado por anglicanos , la mayoría de los católicos romanos de rito latino, luteranos, metodistas, moravos, nazarenos y católicos independientes así como muchos de los Bautistas Reformados.

Leer más »

El sentido de la Cuaresma

Cuaresma

Cuando se plantea la cuestión de qué significa la cuaresma para la gente, si es que significa algo, suele aparecer la observancia (generalmente ligera) de algunas prácticas, como el ayuno, la abstinencia y la ceniza. Frecuentemente, no se le ve el sentido. Sin embargo, más antes que ahora, el asunto crea problemas de conciencia. Tales situaciones hacen actual la pregunta de Jesús: ¿También vosotros estáis sin entender? (Mc 7,18).

Leer más »

Secretariado de Liturgia: Vigilia de Oración «Sus heridas nos han curado» – Cuaresma 2020

cartelcuaresmapascua20

Como cada año, la diócesis nos propone un lema en torno al cual preparamos nuestro camino de Cuaresma y Pascua. Con el lema “Sus heridas nos han curado” de la primera carta de Pedro, vamos a recordar que Cristo ha asumido todo nuestro dolor y muerte. Él ha cargado con lo que nos es demasiado penoso y agobiante. Nuestras dolencias personales, nuestras impotencias, todo lo que no sabemos resolver ni afrontar, nuestra miseria y pecado, Jesús lo toma y lo sube todo a la cruz para redimirlo. Hace suyas nuestras heridas y las cura; nuestro barro, en sus manos, se torna carne sana.

Leer más »

El Papa en la Misa de Nochebuena 2019: “No podemos esperar que la Iglesia sea perfecta para amarla”

La «gran alegría» anunciada a los pastores esta noche es «para todo el pueblo». En aquellos pastores, que ciertamente no eran santos, también estamos nosotros, con nuestras flaquezas y debilidades. Así como los llamó a ellos, Dios también nos llama a nosotros, porque nos ama. Y, en las noches de la vida, a nosotros como a ellos nos dice: «No temáis» (Lc 2,10). ¡Ánimo, no hay que perder la confianza, no hay que perder la esperanza, no hay que pensar que amar es tiempo perdido! Jesús nos lo manifiesta esta noche. No cambió la historia constriñendo a alguien o a fuerza de palabras, sino con el don de su vida. No esperó a que fuéramos buenos para amarnos, sino que se dio a nosotros gratuitamente. Tampoco nosotros podemos esperar que el prójimo cambie para hacerle el bien, que la Iglesia sea perfecta para amarla, que los demás nos tengan consideración para servirlos. Empecemos nosotros. Así es como se acoge el don de la gracia. Y la santidad no es sino custodiar esta gratuidad.

Leer más »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies