Otros temas de interés

Para preparar el corazón para la Semana Santa – El salmo `Miserere´. Un camino de conversión

El Salmo 50 (51), llamado comúnmente el Salmo “Miserere” (Misericordia) no es un salmo para leer ni solo para proclamar, sino para vivir. Es ante todo un itinerario de conversión. Orar con el Salmo Miserere es orar para buscar una explicación a la realidad del Pecado, orar para hacer frente al problema más serio y más dramático de la humanidad: el misterio de la iniquidad. Se trata también de orar para festejar la misericordia entrañable de Dios, la cual es la única salida y la única auténtica respuesta a la problemática. El Salmo fue escrito para darle voz a la experiencia penitencial. San Agustín escribió sus "Confesiones" a partir del Salmo Miserere, dándole, a partir de ahí, una lectura completa a su vida desde su pecado y desde la misericordia de Dios.