La Iglesia Católica en los medios de comunicación y su reflejo en la sociedad española

 

La Iglesia Católica en los medios de comunicación y su reflejo en la sociedad española. Plan de acciones comunicativas para mejorar su imagen.

Autor:
Samuel Linares Aguilar

 

“La Iglesia Católica en los medios de comunicación y su reflejo en la sociedad española. Plan de acciones comunicativas para mejorar su imagen”, aborda la gestión de la comunicación institucional por parte de los diferentes órganos de comunicación con los que cuenta la Iglesia Católica, más concretamente, a través de la Conferencia Episcopal y las delegaciones de medios de comunicación de cada una de las diócesis españolas y cuál es el tratamiento informativo que los medios otorgan a esta institución.
Posteriormente, se profundiza en la percepción que tienen los ciudadanos de esta institución través de las informaciones que han publicado los medios sobre ella y qué propuestas hacen para que se produzca una mejora en su imagen. A partir de lo expuesto por una muestra de la sociedad española se procede a marcar una serie de acciones comunicativas para responder a cada una esas cuestiones que plantean los ciudadanos con el objetivo final de mejorar la imagen de la Iglesia en los canales de difusión y que la aplicación de ésta suponga un acercamiento entre la Iglesia Católica y la sociedad española. 

 

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar [814.14 KB]

 

Vea:

– La Iglesia católica en los medios de comunicación

 

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

fe y medios

La narración de la fe en la era de la comunicación digital

Vivimos en una época de extraordinaria vitalidad respecto a las posibilidades de la comunicación, y esto, como cristianos, y como religiosas y religiosos, nos interpela profundamente. ¿Cómo llevar el mensaje de la “buena noticia” en el mundo hiper-medial de hoy? ¿No existe el riesgo de ser “silenciados” por la superabundancia de informaciones y narraciones disponibles, o de ser equiparados a una de las muchas posibilidades equivalentes, en el supermarket de las opciones a disposición de los individuos hiperconectados? Y ¿qué papel puede haber hoy para quien tiene algo para decir, pero que por edad y por cultura no es ni puede esperar llegar a ser “smart” respecto a nuevos lenguajes? Pero, aún más profundamente, ¿cuál espacio puede haber para la fe en la era digital y cuáles lenguajes, discursos y formas de relación pueden ser activadas hoy para iluminar nuestro presente con la «luz de la fe»?