Inicio / Diócesis / Obispo Mons. D. José Antonio Infantes Florido

Obispo Mons. D. José Antonio Infantes Florido

Vea:

– Mons. D. José Antonio Infantes Florido

 

JOSÉ ANTONIO INFANTES FLORIDO
(1967-1978)

CLERO SECULAR

Fue nombrado Obispo de Canarias el 20 de julio de 1967 y consagrado en la iglesia de El Salvador de Sevilla, donde había sido Párroco el 21 de septiembre del mismo año. Nació en Almadén de la Plata (Sevilla) el 24 de enero de 1920. Ingresó en el Seminario Metropolitano Hispalense donde estudió Filosofía y Teología, siendo ordenado Presbítero el 19 de mayo de 1951. En su Diócesis desempeñó varios cargos pastorales: coadjutor, consiliario, notario y párroco. Se doctoró en Derecho Canónico en Roma y en Derecho Civil en Sevilla. En esta Universidad ejerció como profesor de derecho y de religión.

Como escritor publicó dos tesis sobre ambos derechos, Civil y Canónico. Colaboró en varias publicaciones, particularmente en el Anuario de Historia del Derecho y en el ABC. Posteriormente, ya mitrado, ha realizado y publicado estudios de investigación de historia de la Iglesia en el siglo XVIII, principalmente acerca del Obispo Tavira.

Hizo su entrada en la Diócesis el 21 de octubre de 1967, en medio de «un clima de apoteosis y entusiasmo popular». Su episcopado se desarrollará en unos años trascendentales para la Iglesia y para España, entre el Concilio Vaticano II y la transición política española. A Infantes Florido le corresponderá iniciar la aplicación de las constituciones y decretos conciliares, que Pildain había aparcado en sus dos últimos años, y recoger y apoyar los aires democráticos que se respiraban por todo el país. Por ello, la invitación a la corresponsabilidad sonó con fuerza y esperanza en su primer discurso en la catedral.

Como «figura de Obispo conciliar» se ha definido a Monseñor Infantes. En efecto, él trabajó en favor de una Iglesia en línea de evangelización, que se tradujo en el impulso renovador que se dio a la Delegación de Catequesis, en el relanzamiento de los movimientos especializados de Acción Católica (Júnior, Jec, Hoac …), en la preparación de los agentes de pastoral y en el intento de llevar a cabo una pastoral misionera en zonas marginadas y deprimidas.
La renovación litúrgica se hizo realidad con la puesta en vigor de los nuevos rituales, la participación más activa de los fieles en las celebraciones y las reformas de los lugares de culto, aunque se permitieron excesos «iconoclastas» y actuaciones poco respetuosas con la religiosidad popular.

En estos años postconciliares y de la transición del régimen de Franco a la democracia, destacaron los cristianos, sacerdotes, religiosas y seglares, que lucharon por una liberación integral de las personas, reivindicando los derechos humanos y sociales, pero que, consecuentemente, originaron enfrentamientos con la autoridad civil. El Obispo por su parte se mostró siempre cercano, dialogante y solidario. Su mediación fue eficaz en algunos conflictos, como en el caso de la empresa de Transportes de pasajeros que se solucionó con la creación de la Cooperativa Salcai.

Pero el acontecimiento más relevante y polémico por su repercusión en la sociedad y por la oposición del Gobierno Civil, fue el Estudio Socio Pastoral que Infantes encargó realizar a raíz de la Asamblea Conjunta de Obispos y Sacerdotes de Madrid en 1971. El 22 de octubre de 1972 se celebró la Asamblea inaugural para presentar el trabajo asistiendo mil doscientas personas, pero no pudo celebrarse la Asamblea final en 1975 por prohibición gubernativa. En medio de un clima muy tenso, se promulgaron las conclusiones de la Asamblea en el mes de septiembre.

Infantes Florido puede considerarse justamente como pionero del Movimiento Ecuménico en España. Consciente de la importancia del turismo en las islas, en gran parte procedente de países nórdicos no católicos, fomentó el diálogo con los hermanos separados y la Semana de Oración por la Unidad y levantó el Templo Ecuménico de la Playa del Inglés, en el Sur de Gran Canaria, sin duda su obra emblemática, que fue inaugurado en 1971.

La Diócesis se vio afectada, como toda la Iglesia, por la renovación y crisis del clero. Esta crisis se puso de manifiesto en las secularizaciones de sacerdotes y, sobre todo, en la división del Consejo del Presbiterio y su disolución en 1975. No obstante, como dato positivo hay que consignar la celebración de varias Asambleas sacerdotales y la organización de cursos de actualización teológica. La decisión más polémica y arriesgada fue el traslado del Seminario Mayor a Granada en 1969, experiencia que fue breve, ya que en 1973 regresó a la Diócesis al crearse el Centro de Estudios Superiores de Teología. En 1975 el Centro se incorporó como afiliado a la Universidad Pontificia de Comillas. Infantes creó también el Instituto de Derecho Matrimonial.

Otros hechos significativos de su pontificado fueron:

– Creación de una sección autónoma del Patronato de San José Artesano para la construcción de viviendas sociales benéficas en Lomo Blanco (1968).

– Visita del Obispo a los aparceros del Sur y cartas pastorales afrontando la problemática social (1969).

– Primera Visita Pastoral y cartas pastorales sobre la vivienda y la Iglesia Pobre (1970).

– Creación del Colegio de Arciprestes (1971).

– Asamblea y constitución de la Comisión Diocesana de Apostolado Seglar (1973 y 1974).

– Polémica sobre las joyas de la imagen de la Virgen del Pino y robo de las mismas, creando un profundo malestar en el Obispo y en los diocesanos (1974 y 1975).

– Creación del Consejo Episcopal (1978).

TRASLADO A CÓRDOBA

Monseñor Infantes Florido fue trasladado a la Diócesis de Córdoba el 4 de junio de 1978. En su nueva Iglesia, promovió intensamente las vocaciones sacerdotales y remodeló el Seminario, realizó continuas Visitas Pastorales, creó nuevas parroquias y edificó nuevos templos, potenció la religiosidad popular y se preocupó celosamente de la conservación del patrimonio histórico-artístico de la Iglesia. Además, ha desempeñado el cargo de Presidente de la Comisión Episcopal de Relaciones Interconfesionales y ha proseguido sus publicaciones pastorales y científicas. Fue fundador del periódico de información religiosa «Iglesia en Andalucía»3. En 1995, al cumplir la edad reglamentaria, presentó al Papa la renuncia, que le fue aceptada.

Tomado de:
SANTIAGO CAZORLA LEÓN y JULIO SÁNCHEZ RODRÍGUEZ, Obispos de Canarias y Rubicón. Ed. EYPASA. Madrid. 576 pp. (476-483).

 

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

Follow JC Go – juego “a lo Pokémon Go”, un juego para iOS y Android

Follow JC Go - juego “a lo Pokémon Go”, un juego para iOS y Android - El Vaticano tiene su propio juego “a lo Pokémon Go”, un juego para iOS y Android que, con el nombre Follow JC Go está causando sensación en varias partes del mundo, ya que lo de ir por la calle “cazando” santos y vírgenes es algo realmente original.

Centro de preferencias de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies