Inicio / Formación / Formación moral / ¿Por qué la Iglesia católica está en contra de… ?

¿Por qué la Iglesia católica está en contra de… ?

 

¿POR QUÉ LA IGLESIA CATÓLICA ESTÁ EN CONTRA DE…?

– ¿La Iglesia entiende el mundo de hoy?

– ¿Por qué la Iglesia Católica está en contra de tantas cosas que defiende la sociedad y que están socialmente asumidas?

– ¿Por qué la Iglesia no es más humana y comprensiva… ?

Los católicos no tenemos, a pesar de lo que creen muchas personas, demasiadas normas ni leyes concretas. Creemos profundamente en la libertad de las personas y en la conciencia rectamente formada. San Agustín decía: “Ama y haz lo que quieras.”

Nosotros tenemos una manera determinada (como otros grupos o colectivos tienen la suya) de entender la vida, la sociedad y la propia existencia humana. Creemos que Dios nos invita a construir una sociedad más justa y fraterna, más solidaria y que se fije especialmente en los más pobres y necesitados. Creemos que todos los seres humanos, sean quienes sean, tienen derecho a la felicidad.
La Iglesia cuando no acepta alguna de las propuestas tan de moda (aborto, drogas…) es porque creemos que todas esas propuestas no hacen feliz al ser humano. La Iglesia está en contra todo aquello que entendemos va contra la felicidad de las personas, aunque no sean creyentes.

Jesús tampoco aceptó todo lo que se tenía por aceptado en su época. Su vida nos recordó que nuestra vida tiene que estar siempre orientada al Padre y tenemos que quitar los obstáculos que nos impidan el seguimiento que Él nos propone.  Su Palabra tiene la respuesta adecuada para cada situación humana.

La presencia del Espíritu Santo nos ayuda a ir distinguiendo lo que nos hace permanecer en Dios y lo que nos puede alejar de Él.

Los católicos entendemos la vida desde la Biblia y la Tradición y tenemos una vida moral fraguada durante siglos y por ello tratamos de ser consecuentes con lo que pensamos y decimos. La mejor manera que tiene la sociedad para afirmar que la Iglesia se equivoca es hacer que sus ciudadanos, con esas legislaciones, lleguen a ser personas felices… y que sean capaces de crear una sociedad donde todas las personas desde el respeto y la tolerancia vivan como auténticos hijos de Dios, aunque no crean en Él.
Podemos ver que las sociedades, a pesar de su buena voluntad a la hora de legislar y buscar la felicidad de las personas, no siempre aciertan y lo que se logra es justo lo contrario…

No dudamos en la buena voluntad de los legisladores por tratar de crear una sociedad mejor donde todos tengan cabida, pero no es menos cierto que no todos los caminos llevan a la felicidad de las personas ni a crear sociedades más justas…
Podemos decir que los católicos percibimos las mismas realidades que todos los demás ciudadanos pero que en algunas ocasiones no estamos de acuerdo con las soluciones que se aportan… Lo que sí tenemos claro es que las personas son queridas por Dios por sí mismas, independientemente de su visión del mundo y de las soluciones que propongan… Podemos estar en desacuerdo pero sí tenemos claro que también la Iglesia está luchando por un mundo y una sociedad mejor para los creyentes y para los que no lo son.

 

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

Cursillos de Cristiandad: Cursillo 174 en nuestra diócesis

CURSILLO DE CRISTIANDAD - 174 Cursillo de la Diócesis de Canarias - La semana del 8 al 11 de noviembre de 2018 se celebrará el cursillo 174 de la Diócesis de Canarias en las Javerianas.

Centro de preferencias de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies