Inicio / Secretariados / Medios de Comunicación Social / La manipulación social, nueva esclavitud del hombre

La manipulación social, nueva esclavitud del hombre

 

LA MANIPULACIÓN SOCIAL,
NUEVA ESCLAVITUD DEL HOMBRE

En el mundo de la comunicación social la inmoralidad tiene un nombre propio a la vez que muy común:
«manipulación».

¿Qué manipulación?

Originariamente la palabra manipulación ha tenido desde siempre un significado concreto y bien preciso: manipular es tratar o elaborar con las manos. Sólo el hombre era el sujeto propia y típicamente manipulador. Con su genio creador y el dominio que su inteligencia le proporciona sobre el universo entorno, el hombre manipula las cosas para transformarlas, elaborarlas, modificarlas y convertirlas en instrumentos adecuados a los fines que se propone. Así, la palabra quedó acuñada para un uso restringido al campo de las praxis correspondientes a diversas ciencias (médica, física, química, farmacológica…) así como a las técnicas de utilización de ellas derivadas.

Este sentido original y hasta hace poco más de un siglo único para la palabra en cuestión, se basaba en un supuesto introvertible: La dualidad tajante entre sujeto / objeto, persona / cosa. Sólo el hombre es capaz de manipular, como único sujeto capaz de proyectar su creatividad sobre las cosas. Y sólo las cosas pueden ser manipulables, ofrecidas pasivamente como objetos susceptibles de manipulación.

Carlyle, por primera vez, en 1864, utiliza la palabra en conexión con el problema de un influjo innoble sobre los electores. Comienza ahí un deslizamiento semiótico de la palabra. El hombre ya no es sólo manipulador, sino también susceptible de manipulación. El manipulador inmanipulable se percibe ahora a sí mismo como objeto de manipulación. La dualidad tajante sujeto / objeto se diluye en torno al concepto de manipulación. El hombre puede ser a la vez sujeto y objeto de manipulación. El hombre puede ser manipulado, programado, controlado desde fuera de sí mismo. La soberanía inapelable de su dignidad y libertad se desmorona.

Ya no hay pues sólo una manipulación. La carga significativa del vocablo ha desbordado el campo de lo mecánico y físico para invadir también el campo de lo antropológico y social. La manipulación del hombre, la manipulación social son las que constituyen la inmoralidad en el campo de la comunicación social.

Lea el artículo completo:

– La manipulación social

 

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

cine con valores

Cine con valores: Nueva web de Pantalla 90

CINE CON VALORES - La web del departamento de cine de la Conferencia Episcopal ha lanzado hoy, 25 de febrero de 2019, la beta de su nueva web. Esta página tiene un formato más moderno, adaptado a dispositivos móviles y enfocado a redes sociales. Pantalla 90 ofrece las críticas de las películas de cine más recomendadas de la cartelera de cada semana.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies