plan resucitar del papa

Francisco propone un “plan para resucitar” ante la emergencia sanitaria del coronavirus – 17 de abril de 2020

 

FRANCISCO PROPONE UN “PLAN PARA RESUCITAR” ANTE LA EMERGENCIA SANITARIA

Presentamos a continuación el texto íntegro de la meditación escrita por el Santo Padre Francisco, publicada por la Revista Vida Nueva en su edición del 17 de abril de 2020.

Vea también:

– Revista Vida Nueva

plan resucitar del papa

 

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar [1.19 MB]

 

 

Descargar:

– Un plan para resucitar. Meditación del papa Francisco

 

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

san josé padre

Carta Apostólica `Patris Corde´ del Santo Padre Francisco con motivo del 150º aniversario de la declaración de san José como patrono de la Iglesia universal – 8 de diciembre de 2020

Nuestras vidas están tejidas y sostenidas por personas comunes —corrientemente olvidadas— que no aparecen en portadas de diarios y de revistas, ni en las grandes pasarelas del último show pero, sin lugar a dudas, están escribiendo hoy los acontecimientos decisivos de nuestra historia: médicos, enfermeros y enfermeras, encargados de reponer los productos en los supermercados, limpiadoras, cuidadoras, transportistas, fuerzas de seguridad, voluntarios, sacerdotes, religiosas y tantos pero tantos otros que comprendieron que nadie se salva solo. […] Cuánta gente cada día demuestra paciencia e infunde esperanza, cuidándose de no sembrar pánico sino corresponsabilidad. Cuántos padres, madres, abuelos y abuelas, docentes muestran a nuestros niños, con gestos pequeños y cotidianos, cómo enfrentar y transitar una crisis readaptando rutinas, levantando miradas e impulsando la oración. Cuántas personas rezan, ofrecen e interceden por el bien de todos»[6]. Todos pueden encontrar en san José —el hombre que pasa desapercibido, el hombre de la presencia diaria, discreta y oculta— un intercesor, un apoyo y una guía en tiempos de dificultad. San José nos recuerda que todos los que están aparentemente ocultos o en “segunda línea” tienen un protagonismo sin igual en la historia de la salvación. A todos ellos va dirigida una palabra de reconocimiento y de gratitud.