Inicio / Secretariados / Pastoral de la salud / Pastoral de la Salud – XVI Jornadas de Formación: Acompañar a la familia en la enfermedad

Pastoral de la Salud – XVI Jornadas de Formación: Acompañar a la familia en la enfermedad

 

SECRETARIADO DIOCESANO DE PASTORAL DE LA SALUD

XVI JORNADAS DE FORMACIÓN: ACOMPAÑAR A LA FAMILIA EN LA ENFERMEDAD

ABRIL 2018

La Pastoral de la Salud tiene como principal cometido la atención espiritual de los enfermos y la promoción de la vida y la espiritualidad en clave de Salud.

Cuando una persona enferma seriamente, su entorno de relaciones también queda afectado. La realidad familiar sufre cambios y modificaciones en función de la evolución del enfermo, de tal forma que podemos decir que la familia “también enferma”. No siempre tenemos los recursos ni la capacidad de adaptación para vivir “constructivamente” esta realidad. Cuidar de la familia es cuidar del enfermo.

Es por eso que nuestra atención como profesionales de la salud y como agente de pastoral de la salud debe extenderse a la familia, valorar cómo están viviendo su realidad, incluirla en los cuidados de salud del enfermo, atenderlos a ellos y tenerlos en cuenta como co-cuidadores.

La reflexión de estos días nos posibilita conocer mejor esta realidad y aprender habilidades que favorezcan una mejor atención tanto a los enfermos como a sus familias.

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

Nota de la Subcomisión Episcopal para la familia y defensa de la vida ante las iniciativas legislativas sobre la eutanasia y el suicidio asistido (21 de mayo de 2018)

Nota de la Subcomisión Episcopal para la familia y defensa de la vida ante las iniciativas legislativas sobre la eutanasia y el suicidio asistido (21 de mayo de 2018) - El mandamiento “no matarás” se encuentra en el fundamento de toda ética verdaderamente humana y, de modo particular, en la tradición cristiana. “Explícitamente, el precepto «no matarás» tiene un fuerte contenido negativo: indica el límite que nunca puede ser transgredido. Implícitamente, sin embargo, conduce a una actitud positiva de respeto absoluto por la vida, ayudando a promoverla y a progresar por el camino del amor que se da, acoge y sirve.” (San Juan Pablo II, EV, 54).

Centro de preferencias de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies