Guía para cuidadores y familiares de personas mayores

 

GUÍA PARA CUIDADORES Y FAMILIARES DE PERSONAS MAYORES QUE NECESITAN AYUDA

Muchas personas en nuestro país dedican una parte importante de su tiempo a cuidar de un familiar de edad avanzada que depende de esta ayuda para poder desenvolverse en su vida diaria. Estas personas saben que cuidar a alguien puede resultar una experiencia satisfactoria, pero saben también que, a menudo, se trata de una tarea solitaria, difícil, ingrata y muy pocas veces reconocida.

Cuidar a una persona mayor conlleva esfuerzo, dedicación y en muchos casos implica renuncias a otra forma de vida, a un trabajo o promoción laboral, a continuar formándose, a dedicar más tiempo al resto de la familia o a los amigos y así hasta un largo etcétera de posibilidades. Afortunadamente, cuidar puede significar también la oportunidad de descubrir en uno mismo cualidades, aptitudes o talentos que de otro modo hubieran pasado desapercibidos. Igualmente, puede llevar a que se establezca una relación más próxima con la persona que cuidamos o con otros familiares y que descubramos en ellos facetas positivas que hasta entonces habían permanecido ocultas para nosotros. Por todo ello, una gran parte de los cuidadores, pese a posibles sinsabores, pueden acabar descu-
briendo la íntima satisfacción de ser útiles a sus familiares más próximos.

Esta Guía, antes que nada, constituye un reconocimiento al esfuerzo y dedicación de todas las personas que diaria y continuadamente cuidan de sus familiares. Sus páginas están elaboradas con la intención de ayudar, precisamente, a quienes desarrollan esa dura tarea. También están elaboradas con la pretensión de que la experiencia de cuidar resulte más llevadera para el cuidador y más efectiva
para su bienestar y el de la persona a quien cuida.

Vea:

– Guía para el cuidado de personas mayores

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

personas mayores.

1 Octubre: Día Internacional de las personas mayores

1 de octubre: DÍA INTERNACIONAL DE LAS PERSONAS MAYORES NUESTROS MAYORES, ¡CÓMO LES VAMOS A OLVIDAR! Los católicos tenemos un cariño muy especial por las personas mayores. Son nuestros seres queridos, los que estaban cuando nosotros nacimos y los que nos enseñaron las mejores cosas de nuestra vida. De ellos aprendimos casi todo lo que sabemos, en especial a ser personas. Ellos nos transmitieron la fe en el Señor Resucitado y nos introdujeron en la Iglesia. Ellos nos enseñaron a rezar y a llamar a Dios "Padre". Ellos nos enseñaron el respeto y entrega generosa a los demás, la disponibilidad y la ayuda a los más débiles y la solidaridad en un mundo rodeado de egoísmos... Les ofrecemos varias guías prácticas sobre cómo ayudar a las personas mayores y a sus cuidadores. También hacemos referencia a numerosos recursos pastorales sobre el tema.