cartel pdp 2015-2020
Cartel del Plan Diocesano de Pastoral para los cursos 2015-2020

Plan Diocesano de Pastoral – Curso 2015 – 16

PLAN DIOCESANO DE PASTORAL

Curso 2015-2016

“Jesús y su Evangelio nos cambian, nos reúnen y nos envían”

 

cartel pdp 2015-2020
Cartel del Plan Diocesano de Pastoral para los cursos 2015-2020

 

PLAN PASTORAL PARA 2015-2020

– Plan Diocesano de Pastoral para los cursos 2015-2020.

 

CARTA PASTORAL DE NUESTRO OBISPO

Jesucristo siempre puede.
Volver a la fuente y recuperar la frescura original del Evangelio

Introducción al Plan Diocesano de Pastoral y al curso pastoral 2015-2016

comienzo del curso
Carta pastoral de comienzo de curso y explicación del PDP.

Vea la carta pastoral:

– Jesucristo siempre puede…

 

AUDIO DE LA HOMILÍA DEL COMIENZO DE CURSO 2015-2016 Y

DEL PLAN DIOCESANO DE PASTORAL 2015-2020

Pronunciada por Mons. D. Francisco Cases Andreu, Obispo de Canarias, en la Catedral de Santa Ana el sábado, 26 de septiembre de 2015 a las 11.00 h

Escuche la homilía:
– Homilía del comienzo del curso pastoral 2015-2016

 

MATERIALES PARA ESTE CURSO

– Jesús y su Evangelio nos reúnen para revisar los Procesos de Iniciación Cristiana

– Jesús y su Evangelio nos reúnen para revisar las Coordinadoras Parroquiales

– Jesús y su Evangelio nos reúnen para revisar el Consejo Pastoral Parroquial

– Jesús y su Evangelio nos reúnen para revisar el Consejo Parroquial de Asuntos Económicos

– Jesús y su Evangelio nos reúnen para revisar el Consejo Pastoral Arciprestal

– Jesús y su Evangelio nos reúnen para revisar las Coordinadoras Arciprestales

– “Jesús y su Evangelio nos cambian, nos reúnen y nos envían” – Para parroquias

– “Jesús y su Evangelio nos cambian, nos reúnen y nos envían” – Para arciprestazgos

 

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

La sinodalidad en la vida y en la misión de la Iglesia

LA SINODALIDAD EN LA VIDA Y EN LA MISIÓN DE LA IGLESIA - 2 de marzo de 2018 - Un importante documento de la Comisión Teológica Internacional, con la aprobación del Pontífice. Fruto de años de trabajo, profundiza en el significado teológico de la sinodalidad en la Iglesia y ofrece algunas líneas teológicas y orientaciones pastorales útiles. Entre otros aspectos, destaca la exigencia de tener más en cuenta a las Iglesias locales en la convocatoria del Sínodo de los Obispos, permitiéndoles discutir previamente lo que a continuación los Padres Sinodales debatirán en Roma, o hacer obligatoria la institución de Consejos diocesanos y una serie de estructuras necesarias para la sinodalidad.