irpf 2018

Presentación datos Declaración de la Renta 2019 – IRPF 2018: El número de declaraciones a favor de la Iglesia ha sido de 7.192.002

 

Presentación de la parte económica de la Memoria de actividades de la Iglesia de 2018

Vea también:

– Financiación de la Iglesia

– Transparencia

 

irpf 2018

El lunes 18 de mayo de 2020 la CEE presentó los datos definitivos de la parte económica de la Memoria de Actividades de la Iglesia 2018 que tienen su origen en la Declaración de la Renta de 2019, que refleja la actividad económica desarrollada en 2018, y la situación de la economía del conjunto de las diócesis españolas en 2018.

Datos definitivos de la declaración de la renta

La Secretaría de Estado de Hacienda comunicó a la Iglesia el resultado definitivo del IRPF 2018 (campaña 2019) el pasado 6 de mayo. La cantidad asignada por los contribuyentes fue finalmente de 285.225.797. Un 6,37% más que año anterior y 686.000 € más que la liquidación provisional, de la que se dio cuenta el pasado mes de febrero.

El número de declaraciones a favor de la Iglesia ha sido de 7.192.002. Teniendo en cuenta las declaraciones conjuntas, más de 8,5 millones de contribuyentes destinan a la Iglesia el 0,7% de sus impuestos. Por otra parte, el 65,5% de quienes marcan la casilla de la Iglesia marcan también la casilla de otros fines de interés social.

Presentación de la parte económica de la Memoria

La Iglesia presenta esta parte económica de su actividad en un ejercicio de transparencia y responsabilidad, en cumplimiento de lo previsto en los Acuerdos. Pero sobre todo por responsabilidad y gratitud a todos los que con su colaboración permiten que la Iglesia siga cumpliendo su labor.

De la cantidad obtenida en la declaración de la renta, la Iglesia recibió en 2018, 256, 54 millones de euros y empleó a lo largo de ese año, conforme a lo presupuestado, 252,78 millones de euros. De esa cantidad, la parte más importante, sirvió para el sostenimiento de las diócesis:

  • 202,09 millones se entregaron a las diócesis,
  • 18,39 millones se emplearon en pagar la Seguridad Social del Clero
  • 2,32 millones de € se destinó al sueldo de los obispos.

La Conferencia Episcopal Española dispuso de 29,98 millones de € que fueron distribuidos del siguiente modo:

  • Aportación extraordinaria a Cáritas diocesana: 6,24 millones de €
  • Centros de formación (Fac. Eclesiásticas, Upsa, etc.): 5,21 millones de €
  • Campañas de comunicación y transparencia: 5,13 millones de €
  • Ayudas a proyectos de rehabilitación y construcción de templos: 3,95 millones
  • Actividades pastorales nacionales: 3,54 millones de €
  • Funcionamiento Conf. Episcopal Española: 2,62 millones de €
  • Actividades pastorales en el extranjero: 1,28 millones de €
  • Conferencia de Religiosos (CONFER): 1,07 millones de €
  • Instituciones de la Santa Sede: 0,50 millones de €
  • Fondo para Monasterios: 0,22 millones de €
  • Ordinariato Iglesias orientales 0,17 millones de €

El remanente de ese ejercicio, 3,76 millones de €, se empleó en fondos propios en TRECE.

La economía diocesana

El dinero de la Asignación Tributaria que se envía para el sostenimiento de las diócesis no tiene una finalidad específica, se integra en el presupuesto global de cada diócesis. Cada diócesis lo incorpora a sus fondos propios y lo distribuye según sus necesidades con los criterios que cada diócesis dispone, pues su organización es diferente y autónoma.

Las diócesis contaron, en 2018, con 974,31 millones de € de ingresos que tuvieron los siguientes orígenes:

  • Aportaciones directas de los fieles: 326,01
  • Asignación tributaria: 224,88
  • Ingresos de patrimonio y otras actividades económicas: 106,17
  • Otros ingresos corrientes: 264,19
  • Ingresos extraordinarios: 53,03

De los recursos disponibles, las diócesis emplearon 954 millones de euros del siguiente modo:

  • Acciones pastorales y asistenciales 220,78
  • Retribución del Clero 182,68
  • Retribución del personal seglar 165,46
  • Aportaciones a los centros de formación 24,31
  • Conservación de edificios y gastos de funcionamiento 271,78
  • Gastos extraordinarios 88,98

Vea:

– Conferencia Episcopal Española – Otros materiales

 

 

Descargar:

– La Iglesia en España 2018

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

Catedrales

Inmatriculaciones de la Iglesia ¿un privilegio?

Inmatricular es inscribir por primera vez un bien en el Registro de la Propiedad. Esto implica que no ha estado nunca ni en todo ni en parte inscrita, pues de lo contrario estaríamos ante el fenómeno de la doble inmatriculación. Para inmatricular un bien en el Registro de la Propiedad es necesario acreditar el título de propiedad, o bien realizar un expediente de dominio, o bien mediante certificación. El sistema de inmatriculación deriva del siglo XIX (1863) como respuesta a la legislación desamortizadora y con el fin de otorgar seguridad jurídica, estando presente en la ley hipotecaria de 1909 y en el Reglamento de 1915. Ni siquiera en la Republica fue puesto en cuestión el sistema. La ley hipotecaria de 1946 mantiene el sistema anterior. Desde el comienzo del registro se dan dos circunstancias: la Iglesia puede inscribir en el registro por certificación y no se contempla la inscripción de los templos, por entender que no precisaban inscripción al ser evidente la titularidad, su destino y ser considerada “fuera de comercio”.