Los sacramentos en la enfermedad

 

“LOS SACRAMENTOS EN LA ENFERMEDAD. CELEBRA LA VIDA”

Vea también:

– Pastoral de la Salud

– Enfermos

1. Con motivo del Día del Enfermo, los obispos de la Comisión Episcopal de Pastoral nos dirigimos a vosotros los enfermos, a los profesionales sanitarios que os asisten, a los agentes de pastoral que os acompañan en vuestro caminar y a las comunidades cristianas de las que formáis parte. La jornada de este año nos invita a conocer y valorar más los sacramentos de los enfermos y a renovar su celebración recuperando su dimensión sanante.

Los sacramentos
2. Los sacramentos son la celebración por antonomasia en la que actualizamos, en la fe de la Iglesia, la acción sanadora y salvífica de Jesucristo. Expresan eficazmente la salvación que Dios ofrece por medio de Jesucristo en la comunidad cristiana y al mismo tiempo la respuesta de ésta que acoge la salvación. Por ellos alabamos y damos gracias al Padre por la vida, muerte y resurrección de su Hijo Jesucristo. 

En ellos celebramos la vida porque Jesucristo que es la vida, la vida misma de Dios, y la fuente de toda vida. Celebramos los signos de vida de la Iglesia: la fe de tantos cristianos, el crecimiento de comunidades vivas a lo largo y ancho del mundo, los logros de la acción evangelizadora, el testimonio, amor y entrega de muchos cristianos que participan de la Buena Noticia y la  comunican al mundo. Celebramos la vida del mundo y nuestro propio vivir en Cristo.

Los sacramentos en la enfermedad
3. Los sacramentos son momentos únicos en la vida del enfermo y de la comunidad si se celebran bien. Gracias a ellos Jesús el Señor está hoy junto al enfermo y le acompaña en su enfermedad para vivirla en la fe. La Iglesia ofrece al enfermo, para cada etapa de su camino, el sacramento que le ayuda a recorrerlo.

En el sacramento de la reconciliación, por mediación de la Iglesia, Dios sale el encuentro del cristiano enfermo, débil y pecador, le acoge con misericordia y le dice «Tus pecados quedan perdonados… Levántate y anda».

4. La unción es el sacramento específico de la enfermedad. En él Cristo resucitado se acerca con amor al enfermo para aliviar sus angustias, mitigar sus dolores, aliviar su esperanza, confortarle en su enfermedad y darle fuerza para afrontarla con entereza y vivirla con paz. La unción con el óleo significa y realiza esta presencia cercana de Jesús y también la solicitud de la comunidad cristiana y las atenciones que la familia y el personal sanitario dispensan al enfermo.

5. La comunión alimenta y fortalece la fe del enfermo, le ayuda a descubrir el sentido de entrega a Dios y al prójimo, que Cristo da a la vida. Llevar la comunión a los enfermos es un gesto que manifiesta la unión y la solidaridad entre la comunidad cristiana y los enfermos. El viático es el sacramento del tránsito del cristiano de este mundo al Padre, acompañado por el Señor, pan de vida y prenda de resurrección.

 

Descargar:

– Los sacramentos en la enfermedad

 

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

Cuarentena

Cuarentena por el coronavirus: Tiempo de descubrimientos… Lo que podemos aprender de esta situación…

La situación por la que atravesamos estos días es una buena oportunidad para examinarnos a distintos niveles y aprender a analizar y vivir los retos que nos ofrecen esta clausura doméstica involuntaria. Veamos algunas invitaciones a la reflexión.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Estamos en SEMANA SANTA y ESTAMOS CONTIGOPinche aquí para ver qué es y para qué es la Semana Santa
+