¿Cuál es la diferencia entre estar separado, divorciado o tener la nulidad eclesiástica de matrimonio? ¿Es todo lo mismo o existen claras diferencias?

Separados, divorciados, nulidad… ? ¿Cuál es la diferencia entre…

– ¿Cuál es la diferencia entre estar separado, divorciado o tener la nulidad eclesiástica de matrimonio?

Normalmente las personas confunden estos tres estados cuando en realidad cada uno de ellos es algo diferente. Veamos las diferencias:

– SEPARADOS:
Son aquellos matrimonios que han realizado la separación legal, mediante “papeles”. La separación no significa que desaparezca el matrimonio. Los separados siguen siendo esposos y por tanto no se pueden casar ni por la Iglesia ni por lo civil ni por ningún rito.
El estado civil y religioso de los separados es “separado/a”.

– DIVORCIADOS:
Cuando una pareja casada por la Iglesia acude al divorcio y se les concede, la Iglesia no reconoce esta ruptura del vínculo matrimonial. Una pareja casada por la Iglesia que tenga el divorcio para la Iglesia siguen estando casados porque los católicos no reconocemos el divorcio.
El estado civil de los divorciados es el de “divorciados”. Ya hemos dicho que la Iglesia no reconoce el divorcio de un matrimonio casado por la Iglesia, por tanto el estado religioso es “casado/a”. Una pareja casada por la Iglesia que tenga el divorcio no puede volver a casarse por la Iglesia hasta que no se les conceda la nulidad de matrimonio.

– NULIDAD ECLESIÁSTICA DE MATRIMONIO:
La nulidad se concede cuando hay alguna causa ANTES de contraer el matrimonio que hace nulo el consentimiento. Por ejemplo: una persona que oculta cosas sobre su persona; cuando les obligaron a casarse; cuando una persona mintió sobre algún aspecto de su vida, etc. etc.
La nulidad no significa que la Iglesia anuló algo que era válido (como puede suceder en el divorcio). La Iglesia no anula un matrimonio valido sino que en el proceso de nulidad lo que hace es comprobar que efectivamente hubo alguna o algunas causas que hicieron nulo el matrimonio.
Para solicitar la nulidad eclesiástica de matrimonio hay que estar casado canónicamente (“por la Iglesia”). Los matrimonios que no están casados por la Iglesia no pueden solicitar la nulidad eclesiástica.
Para pedir la nulidad del matrimonio no tiene que ver nada el que tengan o no tengan hijos. Si un matrimonio es nulo, es nulo. Los hijos se quedan con lo mismos derechos que amparan a los padres con respecto a los hijos.
Una pareja que tenga la nulidad pueden volver a contraer matrimonio por la Iglesia mientras no se les ponga una prohibición expresa por parte de la Iglesia.
El estado civil y para la Iglesia de las personas que tienen la nulidad matrimonial es el de “soltero/a”.

Vea también:
Todos los artículos de esta sección que empiezan por “Boda…” y “Matrimonio…”

 

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

enterramiento

Cremación: las cenizas deben ser enterradas en el cementerio

LAS CENIZAS DE LOS CADÁVERES CATÓLICOS DEBEN SER ENTERRADAS EN EL CEMENTERIO - Aunque la Iglesia sigue prefiriendo la sepultura de los cuerpos, se acepta la cremación pero se prohíbe esparcir las cenizas e incluso se podrá negar el funeral en el caso de que así se decida."Para evitar cualquier malentendido panteísta, naturalista o nihilista, no sea permitida la dispersión de las cenizas en el aire, en la tierra o en el agua o en cualquier otra forma, o la conversión de las cenizas en recuerdos conmemorativos, en piezas de joyería o en otros artículos", se lee en el documento. Además, advierte de que "en el caso de que el difunto hubiera dispuesto la cremación y la dispersión de sus cenizas en la naturaleza por razones contrarias a la fe cristiana, se le han de negar las exequias".

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies