Etiquetas cenizas

La mirada de Jesús al enfermo

mirada de jesús

Jesús establece una relación empática con la persona. Cada enfermo es único para él. Su manera de acercarse es provocando confianza. Jesús comprende lo que la otra persona está viviendo, se pone en su lugar, le hace sentir que conoce su necesidad. Es muy importante transmitir comprensión: ser capaces de centrarnos en la persona, de estar atentos a ella, de comprender su experiencia y evitar las respuestas simples y fáciles. Para transmitir comprensión es necesario aceptar incondicionalmente los sentimientos de la otra persona. Esta cercanía, esta proximidad de presencia, es lo primero que necesitan los enfermos.

Leer más »

Jesús es la salud

jesus es la salud

Al acercarnos a Jesús y su acción es fácil comprender que lo que Jesús anuncia es LA SALVACIÓN. Una salvación que no sólo se proclama de palabra (mensaje), sino sobre todo por innumerables signos (acción): enfermos curados, agua convertida en vino, pan multiplicado, muertos que vuelven a la vida, su propia resurrección y en el centro de todo –y a lo que Él da más importancia- los pequeños, los pobres, los débiles, que en Él son evangelizados.

Leer más »

Jesús y los enfermos

jesus y los enfermos

Desde la iglesia se oyen los gemidos de los accidentados. Desde la cruz el Cristo escucha los lamentos de los heridos. Entonces, al ver que nadie socorre a los accidentados, ante el asombro de dos viejitas que estaban en el templo, el Cristo desclava sus manos y sus pies, desciende de la cruz, camina rápido por el centro del templo y sale a la calle al lugar del accidente. Los transeúntes se asombran de ver a un hombre medio desnudo con corona de espinas que se apresura al lugar del accidente, corta las hemorragias, reanima a un moribundo haciéndole respiración boca a boca, entra en una cabina para llamar una ambulancia. La gente le reconoce y comienza a exclamar entusiasmada: ¡Es Jesús, milagro, milagro! Pero Jesús les dice: El único milagro es el amor. De poco sirve que la gente vaya al templo si no aprende a amar, sobre todo a los necesitados. Este es mi gran mandamiento. Y lentamente Jesús se abre paso por entre la multitud, regresa de nuevo a la iglesia y se sube a la cruz.

Leer más »

Acompañar en la enfermedad, la muerte y el duelo

enfermedad muerte y duelo

Toda la vida del Maestro fue una apertura y una entrega a los enfermos. Vivió rodeado de ellos porque fue permanentemente en su busca; supo dar respuesta a sus esperanzas; se preocupó de sus personas; curó sus enfermedades; sintió profundo dolor cuando alguien hacía sufrir a alguno de sus hermanos; les ofreció la seguridad de que Dios, su Padre, no les abandonaría jamás.

Leer más »

¿Tiene sentido el sufrimiento y la enfermedad?

enfermedad y sufrimiento

En los momento de mayor debilidad, de incapacidad, casi de desesperación, surgen fuerzas insospechadas de amor y se revela el amor de Dios. El Evangelio de Cristo permite descubrir un misterio de vida que hace crecer con fuerza lo que parece más débil; hace comprender con más solidez lo que todo el mundo rechaza; inocula esperanza en lo que parecía perdido; suscita la solidaridad cuando uno se encuentra solo. La Cruz es misterio que hay que levantar con fuerza para salvar el mundo. Hay una manera de acercarse al enfermo, al abandonado, al moribundo, que nos ha enseñado Jesús de Nazaret. Nada está perdido ni siquiera ante la muerte. Podemos sentir la tristeza de alguien que se nos va, pero queda para siempre su amor, lo vemos junto al Señor y esperamos gozarlo juntos al final del tiempo.

Leer más »

Juan Pablo II: Carta Apostólica “Salvifici Doloris” (El valor salvífico del sufrimiento) – 29 de marzo 1984

Sufrimiento salvifico

El sentido del sufrimiento. Casi siempre que el hombre se encuentra con el dolor -físico o moral- hay una tentación de rechazo y surgen inevitablemente las preguntas: ¿Por qué existe el sufrimiento? ¿Para qué? ¿Por qué el mal en el mundo? El hombre no hace estas difíciles preguntas sólo a los hombres, sino también a Dios Creador. ¿Cuál es la respuesta? "La respuesta cristiana a esa pregunta es distinta de la que dan algunas tradiciones culturales y religiosas, que creen que la existencia es un mal del cual hay que liberarse. El cristianismo proclama el esencial bien de la existencia y el bien de lo que existe," profesa la bondad del Creador y el bien de las creaturas. El hombre sufre a causa del mal, que es una cierta falta, limitación o distorsión del bien. Se podría decir que el hombre sufre a causa de un bien del que él no participa, del cual es en cierto modo excluido o del que él mismo se ha privado. Sufre en particular cuando 'debería' tener parte -en circunstancias normales- en este bien y no lo tiene".

Leer más »

El sufrimiento cristiano. Actualidad de la “Salvifici doloris” de Juan Pablo II

sufrimiento actualidad

El sufrimiento es un vasto tema que toca intensamente el corazón del hombre y del que se ha escrito mucho. Se trata de un argumento difícil de conceptualizar. Es una vivencia personal, muy íntima. Se podría decir que el sufrimiento “se sufre”, pero que cada prueba de penetración teórica se muestra insuficiente. «Cuando se habla del sufrimiento, se trata generalmente del sufrimiento de los demás: cuando es uno mismo quien sufre, no se tienen las fuerzas para hablar de ello». El sufrimiento es un tema que ha acompañado al hombre durante toda la historia. A partir del momento en que el hombre, según la página bíblica, comete el primer pecado, el sufrimiento hace su aparición sobre la faz de la tierra (cf. Gn 3, 16-19).

Leer más »

La eutanasia que nos llega. Reflexión médica, jurídica y moral – Febrero 2020

Eutanasia que nos llega

La legalización de prácticas como la eutanasia y el suicidio asistido pretende mostrar como un bien un proceder del todo inaceptable, tanto médicamente como desde una perspectiva bioética, basada en el respeto a la dignidad humana y su defensa en toda circunstancia. Abordar el sufrimiento humano pretendiendo eliminar a las personas que lo padecen es, ante todo, un fracaso del sistema asistencial, pero también de la sociedad moderna que, lejos de suprimir a los débiles y sufrientes, debería dedicarles los mejores esfuerzos y recursos disponibles, precisamente porque son los que más los necesitan. En el estado actual de la medicina y la práctica clínica, estos recursos existen, son eficaces para aliviar el sufrimiento de los enfermos crónicos o terminales y constituyen, a través de los cuidados paliativos de calidad, la herramienta que procura el trato digno que toda persona merece en atención a su inviolable dignidad, máxime cuando padece un estado de dependencia absoluta.

Leer más »

Conferencia Episcopal Española: Sembradores de esperanza. Acoger, proteger y acompañar en la etapa final de esta vida – 4 de diciembre de 2019

Final de la vida humana

El presidente de la Subcomisión Episcopal para la Familia y Defensa de la Vida y obispo de Bilbao, Mons. Mario Iceta, ha presentado el miércoles 4 de diciembre de 2019 el documento “Sembradores de esperanza. Acoger, proteger y acompañar en la etapa final de esta vida”. Le han acompañado en la rueda de prensa el médico Jacinto Bátiz y la enfermera Encarnación Isabel Pérez. Vea DOCUMENTO y VÍDEO.

Leer más »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies