Etiquetas oraciones

Acompañar en la enfermedad, la muerte y el duelo

enfermedad muerte y duelo

Toda la vida del Maestro fue una apertura y una entrega a los enfermos. Vivió rodeado de ellos porque fue permanentemente en su busca; supo dar respuesta a sus esperanzas; se preocupó de sus personas; curó sus enfermedades; sintió profundo dolor cuando alguien hacía sufrir a alguno de sus hermanos; les ofreció la seguridad de que Dios, su Padre, no les abandonaría jamás.

Leer más »

¿Tiene sentido el sufrimiento y la enfermedad?

enfermedad y sufrimiento

En los momento de mayor debilidad, de incapacidad, casi de desesperación, surgen fuerzas insospechadas de amor y se revela el amor de Dios. El Evangelio de Cristo permite descubrir un misterio de vida que hace crecer con fuerza lo que parece más débil; hace comprender con más solidez lo que todo el mundo rechaza; inocula esperanza en lo que parecía perdido; suscita la solidaridad cuando uno se encuentra solo. La Cruz es misterio que hay que levantar con fuerza para salvar el mundo. Hay una manera de acercarse al enfermo, al abandonado, al moribundo, que nos ha enseñado Jesús de Nazaret. Nada está perdido ni siquiera ante la muerte. Podemos sentir la tristeza de alguien que se nos va, pero queda para siempre su amor, lo vemos junto al Señor y esperamos gozarlo juntos al final del tiempo.

Leer más »

Juan Pablo II: Carta Apostólica “Salvifici Doloris” (El valor salvífico del sufrimiento) – 29 de marzo 1984

Sufrimiento salvifico

El sentido del sufrimiento. Casi siempre que el hombre se encuentra con el dolor -físico o moral- hay una tentación de rechazo y surgen inevitablemente las preguntas: ¿Por qué existe el sufrimiento? ¿Para qué? ¿Por qué el mal en el mundo? El hombre no hace estas difíciles preguntas sólo a los hombres, sino también a Dios Creador. ¿Cuál es la respuesta? "La respuesta cristiana a esa pregunta es distinta de la que dan algunas tradiciones culturales y religiosas, que creen que la existencia es un mal del cual hay que liberarse. El cristianismo proclama el esencial bien de la existencia y el bien de lo que existe," profesa la bondad del Creador y el bien de las creaturas. El hombre sufre a causa del mal, que es una cierta falta, limitación o distorsión del bien. Se podría decir que el hombre sufre a causa de un bien del que él no participa, del cual es en cierto modo excluido o del que él mismo se ha privado. Sufre en particular cuando 'debería' tener parte -en circunstancias normales- en este bien y no lo tiene".

Leer más »

Oraciones de vida

Talleres de oración y vida

ORACIONES DE VIDA - Señor, quiero presentar ante ti mi vida cotidiana. Las largas horas y días llenos de todo menos de ti. Mira esta vida de todos los días, mi Dios amable, que eres misericordioso con el hombre, que casi no es otra cosa que vida de rutina. Mira mi alma que casi no es otra cosa que una calle sobre la cual la chusma de este mundo sigue desfilando sin fin con sus innúmeras bagatelas, con su murmuración y sus trajines, con su curiosidad y su vana presunción.

Leer más »

Papa Francisco: Custodia el corazón – examen de conciencia

CUSTODIA EL CORAZÓN - En la Cuaresma 2015, el Papa Francisco obsequió a los fieles en la Plaza de San Pedro un folleto especial titulado “Custodia el corazón”, que fue entregado por varios indigentes de Roma y que tiene una serie de importantes recursos para el camino de conversión hacia la Semana Santa.

Leer más »

¿Qué es la muerte para el cristiano?

muerte

¿Qué es la muerte para el cristiano? Para el cristiano, la vida no es un extraño paréntesis entre la nada y la nada. Y la muerte no es un hachazo inexorable que malogre el vivir. Para el cristiano, vita mutatur, non tollitur: la vida no se pierde, se transforma. No hay un sentimiento trágico de la muerte, por lo mismo que no hay un sentimiento trágico de la vida.

Leer más »