tejer historias

Libro electrónico: Tejer historias. Comunicar esperanza en tiempos de pandemia – Abril 2020

 

Libro electrónico:

TEJER HISTORIAS. COMUNICAR ESPERANZA EN TIEMPOS DE PANDEMIA

tejer historias

 

Sin atormentarme demasiado, el Miércoles de Ceniza escuché en boca de un sacerdote una idea que, sin duda, podía estimular mi itinerario de preparación para la Pascua. El cura se había referido en su homilía a que nadie nos pedirá cuentas del mal que no hicimos o del bien que no pudimos hacer. Sin embargo –decía él– como creyentes sí se nos pedirán cuentas del mal real que hicimos, del que aun pudiéndolo evitar no evitamos o de no haber hecho todo el bien que pudimos hacer. Días más tarde, de forma inesperada e inminente, irrumpió la crisis del dichoso coronavirus. La Cuaresma se transformó inmediatamente en una verdadera cuarentena que puso patas arriba nuestras vidas y nuestras agendas. Una pandemia de dimensiones bíblicas nos había pillado, como a las vírgenes necias del Evangelio, desprovistos del aceite necesario. La cosa iba para largo.

Así, en medio de esta emergencia de consecuencias impredecibles, me preguntaba en pleno confinamiento forzoso si podría hacer algo más que lo que nos proponían las autoridades. Después de siglos de luces y avances científicos –aunque suene a broma–, no parecen saber darnos mayor solución que la de usar más el jabón de manos para evitar el contagio, armarnos de altas dosis de paciencia e imaginación durante el enclaustramiento y esperar a que pase. La misma fórmula que utilizaron las abuelas de nuestras bisabuelas para luchar contra la viruela. Me propuse entonces intentar vivir esta extraña Cuaresma lo mejor posible y hacer algo bueno que fuera más allá de lo mandado.

Enseguida detecté que, debajo de tanta avidez de noticias, inusitada excitación, crítica amarga, memes y vídeos ingeniosos, se escondían, tal vez como mecanismo de defensa, el miedo, el sentimiento de fragilidad y la inseguridad que la grave situación de crisis estaba provocando en nosotros. De ahí nace la idea de este libro. Sin alejarnos de la crudeza y del realismo de la situación, quizá unas historias bien tejidas pudieran ayudarnos a encontrar motivaciones para afrontar la letal amenaza de la desesperanza que, como siempre, asoma en situaciones de crisis. Porque una crisis siempre desafía la esperanza.

 

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar [629.61 KB]

 

Descargar:

– Tejer historias, comunicar esperanza

 

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

corazon de jesus junio

Mes de junio: Mes del Sagrado Corazón de Jesús – “Corazón de Jesús, te escucha mi corazón”

En estas semanas de junio, último mes del curso escolar que en el Seminario hemos dedicado a la “Iglesia”, a través del lema “Lavados en su Sangre” (Cf. Ap. 7, 14) podría ayudarnos el repetir en nuestra oración: “Corazón de Jesús, Te escucha mi corazón”. Evoca sin duda la súplica de Samuel en el templo: “Habla Señor, que tu siervo escucha” (1Sm 3, 9). Apoyados en esta petición, nos acercaremos al Divino Corazón a través de los animales simbólicos de la tradición cristiana: el pelícano, el cordero, el pez, el león y el ciervo.