Testamento vital firma

Testamento vital frente a la eutanasia – 7 de enero de 2021

 

Testamento vital frente a la eutanasia

Vea también:

– Testamento vital

Los obispos animan a los fieles a hacerlo, pues lo ven necesario «para evitar abusos de la aplicación» de la nueva ley cuando no se puede manifestar consentimiento informado

La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha empezado ya a trabajar para limitar algunos de los efectos, o al menos los posibles abusos, de la ley de eutanasia. Una propuesta legislativa que no ha recibido todavía el visto bueno del Senado, pero que será una realidad en los próximos meses porque el Gobierno y el PSOE tienen asegurados los apoyos.

Una de las primeras acciones –se une a la incidencia pública y a los documentos elaborados– tiene que ver con la promoción del testamento vital, en el que los ciudadanos que así lo deseen puedan declarar explícitamente que rechazan la eutanasia. Así lo confirma a Alfa y Omega el obispo de Canarias y presidente de la Subcomisión Episcopal Familia y Defensa de la Vida, José Mazuelos: «La CEE anima a todos los fieles a que lo hagan y lo lleven a los registros de su comunidad autónoma para que tenga valor jurídico. Dos razones mueven a ello: evitar el atropello a la dignidad y a la libertad de la personas incapacitadas que trae consigo la ley de eutanasia, y ayudar a humanizar el proceso de muerte con una asistencia humana material y espiritual».

Lo que en otro tiempo usaban las asociaciones con «una mentalidad claramente eutanásica», hoy, ante la nueva ley, «se hace necesario para evitar abusos de la aplicación de la misma cuando no se puede manifestar el consentimiento informado». 

Lea la noticia completa:

– Testamento vital frente a la eutanasia- Revista Alfa y Omega, 7 de enero de 2021

 

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados:

Otros temas de interés

entrevista trece eutanasia

Mons. José Mazuelos, en TRECE: El Estado siempre debe proteger la vida, sobre todo la de los más débiles – 16 de diciembre de 2020

El obispo defiende que un estado “siempre tiene que defender la vida y sobre todo, la vida de los más débiles” y afirma que con la eutanasia lo que peligra es “la vida de los más débiles, ese es el gran problema que tenemos hoy día, tenemos un Estado que abandona a los débiles, a los inmigrantes, a los síndromes de Down, que se permite abortarlos hasta los 5 meses y medio, y ahora les queda un pasito más de pisotear la vida humana y pisotear a los débiles, que al final están aplicando la eutanasia en nombre de la libertad, pero claro si no tenemos cuidados paliativos en todos los pueblos de España, cómo podemos decir que hay libertad para pedir la eutanasia”.